miércoles, 4 de diciembre de 2013

"El Juego de Ender" de Orson Scott Card

El Juego de Ender




El Juego de Ender” es la primera novela de una saga compuesta por ocho, escritas por Orson Scott Card. Dentro de la misma, la saga se divide en dos: “Saga de Ender” y “Saga de Sombras” siendo los sucesos de las mismas paralelos.

En 1977 la novela empezó a vislumbrarse en forma de cuento en la revista “Analog”, el cual recibió el premio “Ignotus” en 1994, y fue nominado a los premios Hugo y Locus en 1978

En 1985 la historia de Ender vio la luz como novela, siendo Orson Scott Card galardonado ese mismo año con el Premio Nébula a la mejor novela, y con el Premio Hugo el año siguiente.





Sinopsis


La Tierra se ve amenazada por una especie extraterrestre de insectos, seres que se comunican telepáticamente y que se consideran totalmente distintos de los humanos, a los que quieren destruir. Para vencerlos, la humanidad necesita un genio militar, y por ello se permite el nacimiento de Ender, que es el tercer hijo de una pareja en un mundo que ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes.

Ender nace para ser entrenado en una estación espacial después de que su hermana mayor y su sádico hermano Peter hayan sido declarados no aptos. Los jóvenes se distribuyen en grupos que compiten entre sí, en gravedad cero, con armas que paralizan sus armaduras. Ender asciende rápidamente en la jerarquía de la estación y se convierte en un líder nato, en la persona capaz de dirigir a las flotas terrestres contra los insectos de otros mundos.


Comentario

Nos encontramos en el año 2070. La situación en nuestro planeta ha cambiado mucho. La Tierra ha intentado ser invadida en dos ocasiones por los Insectores, una especie extraterrestre. Tras fracasar en sus dos primeros intentos, la Tierra ha empezado un programa de entrenamiento destinado a que los jóvenes más prometedores se lancen a la batalla para impedir la posibilidad de una tercera invasión. Los que lo superen formarán parte de la Flota Internacional.

Mientras tanto, el poder en la Tierra está dividido en tres mandos: el Hegemon, el Polemarch, y el Strategos. Todos ellos en pugna por el dominio total del planeta.

La superpoblación humana ocasiona la promulgación de una ley por la cual el número máximo de hijos que puede tener una familia queda limitado a dos.

Sin embargo, la familia Wiggins es muy especial. La gran escepcionalidad de sus hijos hace que el gobierno se fije en ellos, tratando de encontrar un líder para la Flota Internacional. La decepción de que los dos primeros hijos no satisfagan las necesidades de los altos dirigentes mundiales, hace que les permitan tener un tercer hijo, Andrew Wiggins, conocido como “Ender”, el protagonista de nuestra novela.

Personalmente, el planteamiento me atrajo mucho. Un futuro en el que nos vemos amenazados por las invasiones externas, mientras internamente también estamos a punto de destruirnos.

La familia de Ender me ha convencido. Tenemos al hermano violento que por envidia amenaza de muerte a Ender, y a su hermana, realmente la única persona de su entorno que lo quiere. Sí, porque si con algo Ender lidiará a lo largo de toda la novela es con el sentimiento de soledad que implica ser el mejor.

Durante toda la novela nos encontramos con varios dilemas.

Los altos cargos de la Flota Internacional tienen mucha prisa por encontrar un líder que pueda acabar con los insectores. Tienen toda su confianza puesta en Ender, pero no tienen tiempo para que lleve a cabo un período de entrenamiento convencional. Por ello se verán muchas veces en la encrucijada de cuanta carga de entrenamiento podrá soportar sin que eso acabe con él.

Veremos que muchas veces Ender flaquea. Durante su entrenamiento le veremos superando muchas etapas, madurando, evolucionando, pero sin embargo, siempre con la misma pregunta. ¿Tengo amigos? Ender no sabe ser feliz, no le dejan, le han arrebatado la niñez, y no sabe en quién puede confiar.

Veremos pasar un gran número de compañeros, ¿pero son amigos? ¿entablará relación con alguno más allá de lo profesional? Este es uno de los grandes alicientes que tiene el libro para ser leído.

¿Ser el mejor implica estar solo? ¿Implica que te envidien? ¿No poder confiar en nadie?

Además de enfrentarse a esto, nuestra protagonista, durante toda la novela, tendrá el miedo de no querer parecerse a su hermano. Él es un maltratador de animales, no tiene escrúpulos, quiere lograr el poder... ¿Pero son los dos hermanos las dos caras de una misma moneda? Después de todo, Ender está siendo entrenado para acabar con una especie alienígena...

Por si estos no fueran suficientes alicientes para leer el libro, mientras Ender lleva a cabo su formación, sus dos hermanos, mediante unas identidades falsas en “la red” (una especie de internet del futuro), intentarán alcanzar el poder, mantener la paz, y conseguir un mejor futuro para la Tierra. Es que Péter, el hermano de Ender, quiere ser el Hegemenon, y para ello buscará la amiga de su hermana. Formarán un dúo: “Demóstenes y Locke”

Sin duda, la parte que más me ha gustado es la que abarca lo que podríamos denominar como “el primer periodo de entrenamiento”. Desde que Ender llega como recluta hasta que destaca como comandante. Las tácticas, la competitividad, la evolución de Ender... junto con las tretas de los altos cargos de la Flota Internacional para llevar a Ender al límite, consiguen mantenernos en tensión.

Otra parte que me gustaría destacar, aunque sin decir nada apenas, es el final. Después de todo el entrenamiento, de toda la presión, Ender está destrozado. Psicológicamente ha sido martirizado hasta la extenuación. Sin embargo, encontrará una esfera que le dará una gotita de esperanza.

A nivel personal la novela me ha encantado. Son 400 páginas que antes de que te des cuenta has leído, porque el libro te pide serlo. Los dilemas morales, junto con una acción muy interesante, hacen que si tuviese que valorar esta novela le diese un 9.

Me han comentado que las siguientes dejan un poco de lado la acción, para centrarse más en filosofía y moral. Me gusta. Tengo ganas de adquirirlas y ponerme con ellas.

Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario