viernes, 17 de enero de 2014

El trabajador en la sombra

Si tuviese que apostar, apostaría a que la mayoría que me leéis consumís mucha literatura. ¿Si no que ibais a hacer por aquí? (Una deducción brillante, Sherlock)

Es más, voy a agudizar aún más mis dotes deductivas y voy a atreverme a decir que también que mucha de esa literatura es internacional, en otros idiomas.

Yo por mi parte, estoy intentando leer cada dos o tres libros siempre una pequeña novela o un cuento en inglés, para mejorar mi vocabulario, para acostumbrarme más al idioma… es decir, para aprender.

Pero hay otra razón. Cuando leo una traducción siempre me pregunto si esa es realmente la palabra que dijo el autor, si el trabajo de localización es bueno, o la razón de no entender algunas bromas. 


Realmente, en la mayoría de los casos hoy en día, el trabajo es impresionante. Ya que hoy en día, aunque me guste leer en su idioma original, me sigue suponiendo una actividad algo “más pesada” leer en inglés. Todavía no me he hecho a ello, por lo que en algunos de esos momentos no me relajo, si no que parece que tenga la cabeza trabajando a toda máquina.

¿Y qué decir de las novelas que ya no son en inglés? Francés, italiano, japonés, alemán… yo por lo menos he leído cosas de estos sitios. ¿Cómo lo hubiera hecho sin una localización?

Por eso, desde aquí, quiero intentar apoyar, que la gente se dé cuenta, el magnífico e imprescindible trabajo que llevan a cabo los traductores (o localizadores) de las novelas.

Podríamos decir que son elemento en la sombra de este mundo. Hacen un trabajo importantísimo para que podamos disfrutar de nuestro hobby. ¿Pero cuántos nombres de traductores podríais nombrarme? Pocos o ninguno, es más, yo creo que más allá de dos ó tres no sabría decir más.

Pienso que este trabajo está demasiado en la sombra, y debería “premiarse” o por lo menos “estar más visible en los libros” (no únicamente en letra pequeña en la primera o segunda página, que en la mayoría de los casos pasa sin pena ni gloria)

No sé cuanto cobrará un traductor, pero espero que esté acorde a su trabajo (no lo creo).

Para acabar, una anécdota relacionada con este tema. 

Seguro que muchos sabéis que Pattrick Rothfuss vino hace poco a firmar sus libros a España (Barcelona y Madrid). Pues en esa gira le acompañaba su traductora española. Un detalle que pasó desapercibido a todo el mundo, pero que sin ella yo no hubiese disfrutado de la que probablemente sea mi novela favorita hace ya 4 años o así.

Poco más que decir, pensar en ello. Un saludo a todos!

2 comentarios:

  1. Ojalá se les reconozca más. Son una parte fundamental

    ResponderEliminar
  2. No mientas que GoT mola más que esa novela ;)

    ResponderEliminar