sábado, 13 de diciembre de 2014

Desventajas del libro electrónco

A pesar de que sabéis que soy un amante de la tecnología, también se ver que puntos flacos aporta a la experiencia de usuario. El libro electrónico tiene una serie de desventajas respecto al libro de papel por los que los lectores pueden preferir mantenerse en el formato tradicional antes que dar el salto a este nuevo medio.

La primera desventaja a tener en cuenta es que dependemos de una batería. Aunque ya hemos recalcado que la batería nos ofrece una autonomía de un mes de duración (más o menos), estamos atados a ella. Puede ser que nos llevemos el dispositivo de vacaciones, pensemos que esté cargado, confiando en que la semana que nos vamos aguante perfectamente la batería (no deja de tener una autonomía de un mes) y que cuando lleguemos a nuestro destino descubramos que la batería está a punto de agotarse, lo cual implicaría que no el no poder disfrutar de la lectura que teníamos preparada para los ratos muertos de dicho viaje. De todos modos hay que tener en cuenta que la clavija utilizada en los dispositivos de Amazon Kindle es “micro-usb”, similar al que usan la mayoría de smartphones hoy día.

Puede romperse con más facilidad que un libro de papel. No deja de ser un aparato eléctrico.. El agua, el polvo, una caída son enemigos a tener en cuenta. Teniendo en cuenta que la pérdida económica sufrida por la rotura de este dispositivo es mucho mayor a la que significaría la de un libro. También es cierto que con una funda el dispositivo es muy resistente. El mío se ha caído varias veces al suelo y no tiene ni un rasguño. Lo cual no significa que debamos de dejar de tener cuidado.

El contenido es digital y está alojado en servidores ajenos a nuestra propiedad. Esto implica que si en algún momento Amazon o la página donde compremos decidiese cerrar es muy probable, por no decir seguro, que nos quedemos sin nuestras compras, ya que perderían el servidor donde están alojadas. Estamos vinculados a una cuenta. 

El hecho de que sea digital también vuelve reticente mucha gente a adquirir un producto como éste. Las personas tenemos muchos más problemas para pagar algo que no podemos tocar ni ver (e incluso en estos casos, oler)

Además hay que recalcar que este formato ha producido un aumento desmesurado de la piratería literaria. Siendo los propios autores o editoriales los que cuelgan sus obras en internet en este formato, resulta mucho más fácil para la gente copiarlo y distribuirlo de manera ilegal, por mucho sistema de seguridad DRM que tengamos.

Que existan multitud de formatos de ebook puede ser considerado tanto como una ventaja como una desventaja. Cada marca de libro electrónico podrá leer una serie de formatos y será incompatible con otros tantos. Aunque existen multitud de programas que nos van a permitir transformar unos en otros de una manera muy sencilla no deja de ser cierto que no todas las personas conocen de estas aplicaciones ni como utilizarlas.

Quizá la principal desventaja que tienen estos dispositivos es que al contrario que con un libro normal en el que vas a la tienda, lo compras y ya puedes empezar a leer, aquí todo es un poco más complicado. Para poder hacerlo funcionar es imprescindible que tengas una conexión a internet y un ordenador donde poder hacer las compras para luego enviarlas al dispositivo de lectura. Hoy en día la mayor parte del mundo tiene un ordenador y conexión a internet, pero siguen existiendo multitud de situaciones en las que no tenemos accesos a ellos durante unos días haciéndonos imposible poder comprar y renovar nuestra biblioteca.


Aunque muchos ebooks son baratos, los eReader no lo son. Los más económicos los podemos encontrar rondando los 70 u 80 € de precio. Su nicho de mercado son aquellos lectores que vayan a amortizarlo comprando bastantes ebooks al año. No es un producto para  una persona que vaya a leer dos o tres libros al año.

Otro problema en el que no sé si estaréis de acuerdo conmigo, pero que personalmente me fastidia mucho, es el hecho de que regalar un libro electrónico es imposible. Puedes regalar tarjetas de regalo para que compren en X tienda digital, pero no puedes elegir que quieres que compren. A mí siempre me ha encantado regalar libros por cumpleaños y ahora tengo que saber si a quién se lo regalo prefiere este formato o el tradicional.

Y por último, quería guardarme una de las desventajas que más puede echar a alguien a la hora de hacerse con este producto. No todos los libros son lanzados en este formato. Hay autores y editoriales que apuestan únicamente todavía por el formato tradicional. También es verdad que muchos clásicos aún no están en este formato, aunque este problema cada vez se está solventando más.

Estás son las principales desventajas que se me ocurren acerca de este nuevo formato. ¿Estás de acuerdo? ¿Qué añadirías o quitarías de la lista? ¿Te compensan las ventajas como para hacerte con un eReader?


No hay comentarios:

Publicar un comentario