viernes, 26 de diciembre de 2014

Desventajas del libro en papel

Con esta entrada llegamos a la última de las cuatro en las que hemos analizado ventajas y desventajas de los distintos formatos que hoy día tenemos disponibles a la hora de leer un libro. 



En la entrada anterior nos explayamos considerablemente acerca de las ventajas de leer en papel. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, por lo que en este formato también podemos encontrar desventajas.

La primera de ella y una de las que más hay que tener en cuenta es el precio. Excepto en España que los precios son muy parejos, en el resto del mundo la diferencia de precio entre el formato físico y el formato digital es considerable, pudiendo existir diferencias de hasta 10 euros. Por muy enamorados que estemos del papel, si eres un lector empedernido esta cantidad te hará plantearte seriamente cambiar de formato.

Los libros físicos se agotan, se descatalogan, algo que no va a suceder con el formato digital. ¿Cuántas veces os ha ocurrido ir a una tienda, preguntar por un libro y que estuviese agotado? Ese problema nunca va a aparecer con el formato digital, puesto que no hay distribución. Es un archivo. En cuanto a descatalogarse es más de lo mismo. Muchos libros dejan de ser distribuidos pasado un tiempo por la editorial, los gastos que ello conlleva ya no le son rentables a la hora de tomar esa decisión. Tampoco veremos esto en el formato digital.



Algo que nadie puede negar, por mucho que le guste el libro de papel, es que leer en un eReader es mucho más cómodo que leer en papel. Esos libros tan gordos que tienen mil y pico páginas, que no sabes ni como sujetarlos… Con el formato electrónico no hay este problema. Siempre va a tener el mismo tamaño, el cual es pequeño y ligero. Comodidad.

La accesibilidad del libro de papel es mucho menor que en el libro digital. Muchas veces las versiones llegan con letras impresas muy pequeñas, lo cuál dificulta mucho la lectura, o utilizan una fuente que no son de nuestro agrado. En el libro digital tenemos la posibilidad de ajustar esto, algo que no ocurre en el formato de papel.



Estas han sido las cuatro entradas dedicadas a los formatos actuales para acceder a la literatura. Espero que hayáis disfrutado leyendo tanto como yo escribiéndolo.

A la única conclusión que llego es que lo importante es leer indiferentemente del formato. Sigamos disfrutando de este mundo llamado literatura.




4 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo... Buena entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Encantado de tenerte por aquí y espero volver a verte.

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Totalmente de acuerdo con tu conclusión final. A mí me toca leer en formato digital precisamente por el precio, si no hace tiempo que viviría debajo de un puente. Aunque que lector no querría tener la casa llena de estanterías bien surtidas xD
    Un gran post, ¡nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo pienso yo. Todos queremos tener la estantería llena, ¡si es que a mí ya ni me caben!

      En fin, tienen que empezar a hacer libros físicos con un botón que al apretarlo se hagan chiquititos chiquititos jajaja

      Eliminar