lunes, 29 de diciembre de 2014

«El joven Nathaniel Hathorne» de Víctor Sabaté

Título: El joven Nathaniel Hathorne
Páginas: 92
Género: Misterio
Año de publicación: 2014

Sinopsis

Un ya no tan joven aspirante a escritor, a quien la rutina y la necesidad de ganarse la vida han hecho desistir de sus aspiraciones, descubre que uno de sus viejos textos de juventud ha sido plagiado. ¿Cómo conseguir que los demás crean en lo que dice cuando ni él mismo se atreve a hacerlo? La cuestión resulta especialmente difícil si el supuesto plagiario es un autor fallecido hace un siglo y medio.

Esta obra nos habla de las frustraciones y dificultades de quienes intentan adentrarse en el mundo de la literatura, a la vez que reflexiona sobre las influencias, la inspiración y el plagio literario. 

Un texto impecable que trata a través de preguntas, citas y juegos autorerenciales, el difícil placer de ser publicado. Con curiosas anécdotas que incluyen a Borges, Bioy Casares, Silvina Ocampo, Vargas Llosa, Poe o Melville, el autor consigue dar veracidad a esta ficción imposible. 

¿A cambio de qué venderías tu alma al diablo? 

*En el título no hay una errata; más información en el interior.


Opinión

¿Sabéis qué es no esperar nada de un libro, leerlo y que te emocione como no lo han hecho muchos otros de gran renombre? ¿Cómo es coger una pequeña novela de menos de cien páginas y que te parezca que encierran más magia y más historia que novelas que superan las mil? Eso me ha pasado con la obra de Víctor Sabaté.

Sabaté retrata perfectamente, y estoy seguro que gracias a haberlas sufrido en sus propias carnes, las dificultades que encuentra un apasionado de la literatura cuando decide dar el salto a escribir. La dificultad de concebir una historia y que llegue a editores que decidan publicarte. 

Esta es una historia de frustración, de autojustificación del fracaso, y de como algunas cosas pueden distraernos de lograr nuestro verdadero objetivo.

Y todo ello Sabaté lo mezcla con gran maestría con una historia de misterio acerca de un supuesto plagiador de novelas que la única manera de explicar como trabaja es que pueda viajar en el tiempo. ¿Resolverá el misterio? Lee sus breves noventa y dos páginas para salir de dudas. Desde aquí la recomendamos sin ningún reparo. Pasarás un buen rato.

El libro atrapa al lector de tal manera que puedes acabar sus menos de cien páginas de una única sentada y quedarte con ganas de mucho más. Cuando cerré el libro quería conocer más de la historia que encierra la obra. Tengo que estar atento a más obras del autor. Merece la pena.

Como dije al principio, en menos de cien páginas más magia que en algunas de mil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario