martes, 7 de abril de 2015

Quizás no fuese tu momento: «El despertar» de Juan Belinchón y Paloma Cabrera

Hola a todos. Con esta entrada quiero inaugurar una nueva sección en el blog. Esta va a estar dedicada a todos esos libros que comencé a leer y, que por una razón o por otra, acabe dejando abandonados. Creo firmemente que la mayor parte de ellos atesoran una gran calidad, pero que «quizás no era mi momento con ellos». Por eso he llamado a esta sección de este modo. No descarto volver a cogerlos en un futuro.

Todo ello tiene como objetivo reconocer el gran trabajo que hay detrás de cada una de esas historias que nunca pude conocer. Cada obra es importante para su creador. Son sus niños. Por ello, creo firmemente que a pesar de no haberlos terminado se merecen unas palabras.

El despertar 

Género: Fantasía
Editorial: viveLibro
Año de publicación: 2014
Sinopsis: Después de enfrentarse a la diosa del Mal, Drakan, un ser con poderes extraordinarios, resurge, medio siglo más tarde, del olvido al que había sido arrastrado. Perdido y solo, decide encontrar a sus viejos y peculiares compañeros de fatigas. Sin embargo, el tiempo ha pasado factura, y su otrora indestructible amigo Atlas, se ha convertido en una gárgola tullida, malhablada y vacía que, a pesar de todo, protege a una muchacha inocente, aún adolescente, sobre la que el Mal puso sus ojos hace más de una década. Por su parte, Yfarur, un elfo corrupto de dotes sobresalientes, malvive condenado por una nueva maldición. 
El trío, los Escogidos por la Torre Negra, pues así se les conoce en los círculos más poderosos, se verá inmerso en una nueva y apasionante aventura, en la que deberá hacer frente a sus debilidades y descubrir sus virtudes recién adquiridas, acompañado por nuevos amigos y viejos rivales. Un periplo apasionante, oscuro y brutal que los transformará. 




Opinión

El despertar es una novela fantástica que tiene todos los elementos que alguien puede querer dentro de este género. Un conflicto, personajes atormentados por su pasado, amor, traición, seres fantásticos… Pero me ha faltado algo. 

Quizás haya sido el hecho de haberla cogido justo después de terminar El nombre del viento lo que haya hecho que se me atragantase esta novela. Desde el principio me costó avanzar, pero cuando alcancé la centena de páginas decidí que no era mi momento con ella. La literatura está hecha para disfrutar, y yo me estaba forzando.

Uno de los problemas que me he encontrado en ella es que no me he podido sentir identificado con ninguno de los tres personajes principales. Es más, ninguno de ellos me ha parecido intrigante. Les faltaba algo. Tienen sus historias, su pasado, sus motivaciones y sus anhelos… pero no, no cuentan cin esa chispa que me hiciese querer vivir aventuras a su lado.

Todo ello sumado a que la forma de narrar no es la mejor que me he encontrado. Me ha parecido que muchos acontecimientos se desarrollaban rápido, con prisa, como si sus autores tuvieran demasiada ansia en desgranar el mundo que habían construido. Ello ha impedido que me sumergiese en una historia cuyos ingredientes son muy buenos, pero que quizás su cocinado no ha sido el de un experto.

También tengo que indicar que he encontrado muchas faltas de ortografía, frases demasiado largas, demasiadas comas, que hacía todo un poco pesado de leer. El lenguaje utilizado tampoco me ha convencido. Muchos tacos sin venir a cuento, lo que me ha hecho desagradable leer algunas conversaciones, las formas de introducir los diálogos me han parecido forzadas, y estos muchos veces prescindibles e inverosímiles.

No os equivoquéis, no todo es malo. También tiene cosas muy buenas. El mundo que crea es muy interesante. El trío protagonista tiene potencial, y es muy posible que más adelante exploten todo lo que tienen dentro, pero por ahora, a mí se me hace imposible abandonar.

Quizás no haya sido mi momento contigo El despertar. No descarto volver a intentarlo en un tiempo.

Un saludo y espero que os guste esta nueva sección.





4 comentarios:

  1. Esta idea va genial. Aunque si yo me pusiera con los libros que no he acabado... Pues digamos que tardaría un montón.

    Pues la verdad es que el libro no me llama nada, y sí le sumamos una mala escritura, pues no. Mejor paso.


    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me convenció, pero conozco gente que sí. Pero es lo de siempre, cada uno tenemos nuestros momentos y este no era el mío. De todos modos no creo que le dé otra oportunidad. No me llamaba nada.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. No pensaba comentar, pero hay cosas que no voy a tolerar. Mala escritura, será en la opinión de Carmelo, porque en Bloggerizados Gabriel dice todo lo contrario. Cito textualmente: "De todas formas, lo mejor de todo el libro es el increíble trabajo que han realizado los autores con los personajes de la novela. Están todos muy bien desarrollados y los diálogos que aparecen nos sirven para definir mejor su perfil psicológico. Todo en "El despertar" está cuidado al detalle y eso es muy de agradecer.
    Asimismo, tendríamos que destacar que el estilo literario de los autores está muy cuidado. El ritmo de la narración es rápido y preciso y el vocabulario que se emplea es rico y variado."
    Por cierto, es la misma versión y tampoco le conocíamos de nada, ni le pagamos, ni nada, tienen el mismo libro promocional de la editorial.
    Está claro que todas las opiniones son respetables y si están bien argumentadas, como lo hace Carmelo, mejor, pero afirmar que no sabemos escribir, como hace Yukimaru, es mentira e insultante, y yo no aguanto que me insulten. Que no le guste nuestro estilo literario no significa que no sepamos escribir, ni narrar. El exceso de comas a lo que alude depende del estilo de cada autor, ya que el 90% de ellas son objetivas. Las frases largas, si lo comparas con El Nombre del Viento, que tiene para aburrir, son testimoniales y vuelve a ser una característica del estilo literario. Y lo de los tacos, bueno, hay premios Nobel que los usaban mucho más que nosotros, como Camilo José Cela. A mí no me parece lógico que te partan tu laúd, el único recuerdo que te queda de tu padre y no mientes a toda su familia de una forma soez y malsonante más habiendo sido un ratero durante cinco años, aunque luego llames al viento. Eso para mí, hace poco creíble la escena, pero es solo mi opinión. Por último lo de las faltas. El adverbio muchas es tan inexacto y objetivo que cada uno lo entiende como quiere. Yo prefiero usar los números. De la 1ª edición a la 2ª corregimos cerca de 50, seguro que alguna más hay, pero no las vimos. Si cuentas que El Despertar tiene más 110 mil palabras, es un porcentaje de fallo de 0,05%. Yo, en El Nombre del Viento, encontré más de 50 y era la 6ª edición la que leí. Lo atribuí a fallos de traducción y a errores humanos, típicos cuanto lees tanto y ya tu mente no lee, sino que sobreentiende.
    Nosotros entendemos la literatura como Terry Pratchett, Michael Moorcock, David Gemmell o la mismísima J.K. Rowling. Seguro que lo hacemos infinitamente peor o no, pero el estilo es el mismo. Como bien dice Carmelo a él no le convenció, bueno a otra gente sí, la inmensa mayoría, pero esto no quiere decir ni que sea muy buena, ni una mierda, es cuestión de gustos. Si no te atrae perfecto, pero no juzgues por lo que opinan los demás, porque lo que piensa Carmelo es una minoría residual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte a comentar Juan, aunque creo que has sido un poco duro con el usuario de arriba.

      Como siempre, un placer tenerte por aquí.

      Eliminar