jueves, 18 de junio de 2015

Mi experiencia en el Taller de Content Curator


La semana pasada tuve el placer de poder asistir al Taller de Content Curator o curador de contenidos que imparte Cálamo & Cran en la Casa del Lector. En la entrada de hoy os contaré cómo ha sido mi experiencia en el primer curso presencial que hago con este centro de estudios.



Mi interés en este taller surgió de casualidad. Estaba revisando la bandeja de entrada de mi correo electrónico cuando recibí uno de Cálamo & Cran. En él se informaba a los antiguos alumnos de los cursos que se iban a realizar en los meses de verano. Tras un vistazo, este llamó mi atención, en gran medida porque era la primera vez que oía hablar de esta figura. Debido a ello me dirigí a la web de esta institución y consulté la información disponible. Me hice una idea equivocada, o por lo menos en parte, de lo que realmente suponía ser un content curator. Al principio entendí que las clases versarían sobre técnicas y herramientas para crear contenido web y a pesar de que no iba muy desencaminado, el foco de las lecciones era otro.





Para comenzar esta entrada es imprescindible definir qué es exactamente un content curator o curador de contenidos. Según el curso, esta nueva figura se puede definir como aquella «que se encarga de la búsqueda, agrupación y organización de la información que será compartida interna y externamente, al tiempo que logra tomar una ventaja crítica, haciendo contenidos con opinión personal valorada por los usuarios». Definición que como no profundicemos un poco más suena totalmente a chino.

Como podéis observar, el content curator es un profesional que está surgiendo en el mercado laboral. Desde el taller se nos asegura que dentro de poco tiempo, a uno o dos años vista, será un perfil que empezará a ser demandado por las empresas. Esperemos tener suerte, porque la verdad es que es muy interesante.

DIFERENCIA CON UN DOCUMENTALISTA

Para entender mejor cuál es el trabajo de este personaje vamos a comprarlo con alguna figura ya existente, como es el documentalista.  Desde el propio curso se hace esta diferenciación, y yo me remito a sus palabras para explicároslo:


Documentalista
Content Curator
Motivación
Necesidad de información
Crear engagement (vinculación)
Filtro
Relevancia
Pertinencia
Difusión
Interna: usuarios, investigadores, organización
Externa: seguidores y clientes potenciales
Evaluación
Relevancia de lo recuperado
Aporte crítico del curador


Podemos decir que sobre todo tendrá importancia en el mundo blogger, en el cual cada vez más empresas están profundizando, lo que hace más necesario la existencia de este profesional en todo tipo de organizaciones.



Lo más importante de todo curso es qué se aprende. Situémonos en contexto. Yo hasta el martes pasado no tenía ni idea del mundo del marketing, por ello prácticamente todo lo que hablamos en la primera clase, dedicada íntegramente a teoría, me resultaba imposible de entender. Fue esa la razón de que me pasase la mañana siguiente repasando todo lo que habíamos dado en esta sesión del taller, momento a partir del cual me empezaron a quedar claros varios conceptos que el resto de los alumnos, todos bastante más mayores que yo, entendían básicos. Destaquemos dos:


  •        Branded content
  •        Infoxicación

BRANDED CONTENT

Consiste en generar contenidos vinculados a una marca que permitan conectar a esta con el consumidor.

Esta figura surge debido a que las firmas dejaron de ser entes que solo ofrecían servicios a sus clientes para empezar a generar contenido con el que pudiesen trasmitir valores, emociones y formas de pensamiento. A todo ello se le conoce en el mundo del marketing como «Storytelling».

El objeto de todo esto es que el consumidor se sienta identificado con la marca, más allá que con cualquier producto o servicio de la misma.

INFOXICACIÓN

Vivimos en la era de la información. Esta se nos presenta en inmensas cantidades por doquier, por lo que si no la filtramos nos podemos infoxicar.

La infoxicación es una situación en la que una persona cuenta con demasiada información para tomar una decisión o permanecer informado sobre un tema. Todo en exceso es malo, y manejar muchos datos en nuestro cerebro no va a ser la excepción.

Cuanta más información tengamos más nos costará decidir.

Este es un concepto que es fácilmente entendible con un ejemplo sencillo. Imagina que vas a un restaurante y solo puedes elegir entre tres platos. La decisión será rápida. Ahora piensa que en vez de en uno con tres platos te encuentras ante una carta de más de treinta. ¿Cómo eliges? Tanta información podría bloquearte.

Respecto a todo lo relacionado con la figura del content curator, en el taller se proporciona al alumno toda la información sobre las distintas fases de su trabajo y las herramientas necesarias para llevarlo a cabo. La forma de impartir todo esto ha sido magnífica. He descubierto aplicaciones y webs que desconocía que pueden hacer, ya no solo el trabajo como curador de contenidos, sino incluso mi actividad como blogger mucho más sencilla.



En relación a los profesores del taller, a pesar de que tuvimos dos, me parece menester destacar a aquella que se encargó del groso del curso fue Laura Tuero, blogger reconocida, la cual dirige la actividad de más de sesenta blogs diferentes, y experta en todos los contenidos del curso. Os dejo por aquí su página web para que la visitéis porque no tiene desperdicio. Amable, capaz de hacer las clases muy amenas y sobre todo con conocimientos para responder cualquier duda que me surgiese a mí o a cualquiera de mis nueve compañeros. Es una lástima que haya profesores como Laura en talleres y que muchos aquellos que me imparten clase en la Universidad estén totalmente amargados con su trabajo. Aquí hay una importante reflexión que hacer, pero eso no es contenido de estos párrafos. 



Como conclusión tengo que decir que he disfrutado de las doce horas de clase en las que se imparte el curso. Un contenido muy interesante, impartido por dos profesores excelentes, que incluso me han hecho empezar a entrever por dónde quiero encauzar mis estudios universitarios una vez termine mi doble grado. Desde luego repetiré en cursos presenciales de Cálamo & Cran. Ha sido una experiencia totalmente satisfactoria.

Como punto negativo a señalar, únicamente tengo que remarcar que la primera clase fue una total explosión de definiciones, teoremas, leyes… que no hacen más que infoxicar al alumno. Pero una vez acaba, lo relees y meditas sobre ello con calma unos minutos, empieza a vislumbrarse el horizonte.


4 comentarios:

  1. Yo estoy muy anticuado y de este tipo de cosas entiendo una patata, así que sigo sin tener muy claro que es un content curator, pero oye, parece interesante, y si mejora tus perspectivas de futuro, bienvenido sea :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo raro, necesitas prácticamente mucho rato y mucha información para comprenderlo. Pero para mí ha merecido la pena.

      Eliminar
  2. Qué bien porque parece muy interesante! Siempre es genial aprender cosas nuevas :).

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay que intentar mejorarse a uno mismo.

      Un saludo, María.

      Eliminar