lunes, 8 de junio de 2015

«El hada Melusina»

Lo que hoy os traigo es una nueva entrada de la temática «Leyendas». Para los más nuevos, esta es una de las secciones más jóvenes del blog en la que os cuento alguna de las historias más curiosas que existen en las diferentes culturas expandidas a lo largo del globo terráqueo.

Hoy vamos a hablar de la leyenda de «Melusina», un hada de lo más particular. Espero que os guste.

Leyenda

Elynas, Rey de Albania (actualmente Escocia) fue de caza al bosque y ahí encontró a Presina, una hermosa mujer de la que se enamoró perdidamente. Después de mucho tiempo de insistencia, Elynas logró convencer a la bella mujer de casarse con él; Presina aceptó el matrimonio, no sin antes hacerle prometer que nunca entraría a su habitación para verla mientras durmiera o bien, cuando diera a luz o bañara a sus hijos. Tiempo después Presina dio a luz a tres hermosas niñas destinadas a ser hadas a las que nombró Melusina, Mélior y Palestina; sin embargo, el rey no se conformó con esta vida y vencido por la curiosidad rompió su promesa. Cuando Presina se dio cuenta de la falta de su esposo, abandonó junto a sus tres hijas el castillo y se fue a vivir a la Isla perdida de Avalon.



Después de vivir 15 años en la isla, Melusina preguntó a su madre por qué habían huido de Albania, en ese momento fue que Presina contó la historia de la promesa rota de Elynas, lo cual enojó mucho a Melusina quien buscó vengarse de su padre y ayudada por sus hermanas capturaron a Elynas y lo encerraron junto con todas sus riquezas en Northumberland, una montaña encantada.
Presina al enterarse de la grave falta de respeto de sus hijas enfureció y decidió castigar a Melusina a quién condenó a convertirse en una serpiente de la cintura hacia abajo todos los sábados. Si encontraba a un hombre que la desposara, este podría vivir con ella todos los días de las semana, a excepción de los sábados que era cuando Melusina tomaba la forma de mitad mujer y mitad serpiente.

Cierta noche, cuando Melusina caminaba por un bosque de Francia encontró a Raymondin de Poiteu, hijo del Conde Forez, desesperado por haber matado accidentalmente (mientras cazaba un jabalí) a su tío Aymeric de Poiteu y sin saber cómo explicar el asesinato a sus familiares. El encuentro se dio en la “Fuente de la Sed” y fue ahí donde Melusina dio consuelo a Raymondin y le aconsejó la mejor forma de explicar la muerte de Aymeric a sus hijos. Raymondin se sintió completamente agradecido por los consejos de aquella bella mujer de la cual se enamoró inevitablemente; le pidió matrimonio y Melusina aceptó, al igual que su madre, le hizo prometer a Raymondin que nunca intentaría verla durante los sábados. El matrimonio se llevó a cabo y Melusina con ayuda de otras hadas construyó el castillo de Lusignan en el que vivieron a partir de entonces. Melusina dio a luz a 10 niños y el tiempo transcurría para la pareja y los hijos sin mayores sobresaltos.



Desafortunadamente, como en muchas historias, la felicidad de unos causa desdicha a otros; así que durante un sábado por la noche, mientras la feliz pareja ofrecía un gran banquete en su castillo, el Conde de Forez, hermano de Raymondin, le insinuó que Melusina se negaba a verlo los sábados porque seguramente estaría reuniéndose con algún amante. Aunque en un principio Raymondin, se negó a escuchar las palabras de su hermano, no tardó en sentirse carcomido por los celos y subió hasta la habitación de Melusina, donde la espió mientras se bañaba y pudo darse cuenta de su gran secreto. Se sintió avergonzado por haber roto su promesa y decidió no contarle nada a Melusina.

Tiempo después, Geoffroy, el sexto hijo, entró en disputa con su hermano Freimond y lo asesinó, junto con el resto de los monjes que habitaban en el convento. Raymondin se sumergió en una rabia que lo cegó y acusando a Melusina de traer la desgracia a su familia la llamó serpiente; fue en ese momento que Melusina se dio cuenta que Raymondin había roto su promesa y conocía su secreto, lo que la hizo sentirse profundamente ofendida y furiosa huyó volando del castillo de Lusignan, dejando la promesa de que volvería sólo a llorar la muerte de cada uno de los Lusignan.
De Raymondin sólo se sabe que arrepentido por su actitud se fue a la Montaña de Monserrat donde murió como hermitaño. De Melusina se cuenta que muchos la vieron volando alrededor del castillo cada vez que algún descendiente de su familia iba a morir, hay quienes afirman haberla visto bañándose en la “Fuente de la Sed” donde conoció a su amado Raymondin.


Datos de interés sobre Melusina

  • Su nombre en griego significa «que es dulce como la miel».
  • Aunque parece que el origen de esta leyenda es francés, alemanes, y chipriotas la reclaman como propia.
  • El agua, en la mitología clásica, se ha relacionado siempre con la fecundidad.
  • Los enlaces entre mortales y hadas parecen estar sujetos, desde tiempo inmemorial, a unas leyes singulares que consisten en que el hada pone condiciones y el aspirante a su mano las acepta incondicionalmente, deslumbrado en un principio para luego faltar siempre a su palabra, y el hada, siempre también, decepcionada, retorna a sus orígenes acuáticos.
  • Aunque las tres hermanas fueron malditas, ningún efecto de la maldición recayó sobre las hermanas de Melusina.
  • Raymondin y Melusina tuvieron diez hijos.
  • Esta leyenda sirvió de inspiración a la autora A.S. Pyatt a la hora de escribir su novela Posesión.

Melusina y Starbucks

¿Conoces esta famosa franquicia de café?

Si la respuesta es afirmativa, quiero que ahora te concentres y traigas a la mente su logo. De todas formas, por si no lo consigues, o simplemente no te apetece te lo voy a dejar aquí, para que lo tengas a mano:



Exacto. La imagen que viene impresa en todos los vasos de café de esta famosa marca es Melusina, el hada cuya leyenda acabamos de leer.

Esta imagen se eligió a partir de su nombre, incluso antes de haber visto cualquier imagen de la misma.

Los creadores de esta famosa firma de café, Jerry Baldwin, Zev Siegel y Gordon Bowker, todos ellos grandes aficionados a los libros y al mar, encontraron este nombre mientras leían leyendas nórdicas.

Melusina hacía coincidir las tres grandes pasiones de estas tres personas: la literatura, el mar y el café. Por ello, decidieron adoptar esta imagen como logotipo, con el objeto de homenajear a los navíos que en la antigüedad transportaban los granos de café por las distintas partes del mundo.

Qué curioso, ¿verdad?

Espero que os haya gustado esta leyenda que os he traído y los datos de interés que he podido recopilar. Personalmente, adoro hacer este tipo de entradas. Estas historias llaman mucho mi atención.



4 comentarios:

  1. Hay un libro de Manuel Mujica Lainez, El unicornio, donde se cuenta toda la historia de Melusina, que la verdad que es una pasada. Muy ilustrativa e interesante la entrada, este tipo de leyendas son muy curiosas, dan para mas de un libro y pelicula, la verdad.

    Un saludo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He estado mirando el libro y la verdad es que me ha llamado mucho la atención. Tengo que hacerme con él.

      Cuando descubrí esta historia me gustó mucho. Por ahora, de todas las leyendas que he colgado en el blog, es mi favorita.

      Eliminar
  2. Hola!, después de leer todo no tenia ni idea de la historia de Melusina, me parece muy curioso la imagen de el café no tenía ni idea si trataba de algo o simplemente decidieron poner ese logo y punto. Me a gustado bastante la leyenda, y también por otro lado la famosa marca fueron algo originales a poner ese logo ya que tiene sentido.
    Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí a echarle un vistazo ^^, que pases muy buena semana!
    un saludo!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que hayas disfrutado la entrada y que hayas aprendido algo nuevo. Eso es lo importante.

      Encantado de tenerte por aquí, Arual. Espero que esto te guste.

      Eliminar