miércoles, 18 de noviembre de 2015

«Hadas con tacones afliados» de Rubén Sánchez Fernández — Reseña

Hace un par de semanas fui muy afortunado. Tras acabar de leer Sueños de piedra, tenía muchas ganas de ponerme con algo policiaco, con alguna novela que tuviera relación con el mundo del Derecho que me absorbe tantas horas a la semana. Tuve suerte, ya que Rubén Sánchez, el autor del libro Hadas con tacones afilados se puso en contacto conmigo y me ofreció leer su creación. Ha merecido la pena perderme por sus páginas.



Título: Hadas con tacones afilados
Editorial: Círculo Rojo
Género: Policiaca
Páginas: 390
Precio: 2,84€ versión digital y 14,25€ versión física





La emisión del programa nocturno de videncia Astroesotériko se ve interrumpida por las llamadas telefónicas de un misterioso personaje que desafía a su presentador, el vidente César Velano, a demostrar la certeza de sus predicciones. Pero cada llamada finaliza con la aparición de una víctima salvajemente asesinada en algún lugar de la ciudad. De la investigación se hará cargo el Inspector Silvio Tanco, un hombre cuyo presente está marcado por su caída en desgracia en la Policía, que se debate entre dos mujeres de su pasado y que se ve amenazado por una grave circunstancia que pondrá en peligro su futuro. Ciencia, religión y pseudociencias enfrentadas, misterio, violencia, pasión y deslealtades. Todo eso es Hadas con tacones afilados. Una novela donde nada es lo que parece.

El Inspector Silvio Tanco —un perdedor colocado en el lugar que corresponde a los héroes— se enfrenta a un asesino mediático. Una fotografía perfecta del trabajo policial y una novela que invita a reflexionar sobre el papel de la televisión. Rubén Sánchez conoce a la perfección los dos oficios: el de policía y el de escritor.




Escribir una novela policiaca no tiene que ser fácil. Me imagino al escritor asegurándose al milímetro de que todas las pruebas, pistas y datos que haya ido dejando poco a poco a lo largo de sus páginas encajen a la perfección sin producir ningún tipo de contradicción que saque al lector de la obra. En Hadas con tacones afilados nos encontramos un trabajo muy minucioso, en el que Rubén Sánchez sobresale gracias a la aplicación de todo lo que aprendió en sus estudios en Ciencias Políticas.

Una novela negra necesita unos personajes a la altura. Es difícil, pero es imprescindible humanizarlos lo máximo posible. Sánchez hace un trabajo magnífico al crear a un amplio elenco secundarios y protagonistas, cada uno con aspiraciones, ilusiones y miedos, que podrían ser perfectamente tu vecino del quinto. Porque son reales, se nota que ha intentado cuidarles en todos sus aspectos. Pero, ¿qué podríamos esperar de una novela que ha tardado dos años y medio en escribirse más que el mimo de su padre? Pero pasemos ya a hablar de la novela profundamente, ¿os parece?


Hadas con tacones afilados es la historia de uno de los crímenes más terroríficos que he podido leer. ¿Cómo te quedarías si un despiadado asesino llama todas las noches a un programa de televidencia para anunciar sus crímenes? Ofiuco, que así se llama el villano de la novela, no solo usará el espacio televisivo para publicitar sus ataques, sino que intentará crear el mayor desasosiego posible a su presentado, César Velano. ¿Por qué? ¿Se divierte con esto? ¿Es solo un juego para él?

¿Os imagináis qué alarma social se puede originar en una ciudad en la que cada vez que te despistas muere alguien? ¿O serán las personas muy morbosas y la audiencia del programa subirá como la espuma?

Toda historia policiaca tiene un detective, inspector o policía que tiene que estar a la altura de las circunstancias. En este caso, Silvio Tanco será el encargado de seguir las pistas de un enemigo que no deja ninguna. ¿Cómo conseguirá encontrar la primera miga de pan?

Hadas con tacones afilados es una historia de redención. Silvio está pasando sus peores horas en el cuerpo de policía, un error poco tiempo antes viró su fama de héroe a desecho. Ni sus jefes ni sus compañeros le respetan del modo que deberían. Parece que todos han borrado de su memoria sus éxitos. Pero no será este inspector el único que trata de redimirse. En la novela encontraremos continuas referencias al Diablo. ¿Se merece este el perdón de Dios? ¿Volvería a ser tan bueno como lo fue antes de corromperse?



Os aviso. En esta obra nada es lo que parece. Rubén Sánchez juega con el lector a su antojo. Le lleva por le camino que desea para ir asestándole la realidad como si de una bofetada se tratase. Hasta el punto final estaremos recibiendo de estas, pero están tan buenas que… ¿qué mas da?

Mención especial tengo que hacer al padre Larrea. Un cura que acompañará a nuestro protagonista en todo el sufrimiento por el que tenga que pasar en el período de tiempo que dura la novela. Es el personaje con más trasfondo de todo el elenco. Puede que al principio no le comprendas, incluso que por el hecho de ser un Ministro de Dios muestres tu rechazo hacia él. No lo hagas. Lee con atención todo lo que dice, te ayudará a conocerle, a incluso llegar a estar de acuerdo con él en muchos razonamientos. Te aseguro que cuando termines el libro tendrás ganas de conocerle.

Hadas con tacones afilados es una novela de misterio y policía adornada por un ambiente sobrenatural que gustará a todos los que quieran enfrentarse a un extraño asesino en serie. ¿Cómo detendrán nuestros protagonistas a Ofiuco finalmente? Dale una oportunidad, desde aquí te lo recomiendo.




Rubén Sánchez (Almería, 1978) es Diplomado en Magisterio y en Ciencias Policiales.
Lector, músico y viajero,  también es  autor  del blog  de literatura  y  actualidad  Meros indicios.
Hadas con Tacones Afilados es su primera novela.


7 comentarios:

  1. Pues no pinta nada mal, lo tendre en cuenta.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo recomiendo encarecidamente. Ha sido una gran sorpresa.

      Eliminar
  2. La verdad ya le había echado el ojo a este libro, primero por el título (que llama un poco la atención, seamos sinceros) y segundo por el género al que pertenece que me encanta. Me ha venido bien leer tu reseña porque ya esta decidido, le daré una oportunidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título está muy bien puesto.

      Es el género con el que empecé a leer, qué mas puedo decir.

      Eliminar
  3. Interesante... lo voy a tener en cuenta. No conocía el libro ni el autor, será un placer descubrirlo.
    Saludos!

    Sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo conocía, pero te aseguro que vale la pena.

      Eliminar
  4. Muy buena y acertada reseña, Carmelo. En verdad la novela es muy buena y original. La recomiendo sin duda, pasaréis muy buenos ratos de lectura con ella.
    Felicito al autor, enhorabuena.

    ResponderEliminar