martes, 26 de enero de 2016

Entrevista a César Colomer, autor de «La cinta de Moebius»



La cinta de Moebius supuso una grata sorpresa, supuso mi reencuentro con el mundo de la ciencia ficción, el cual tenía abandonado desde hacía varios años. Me gustó tanto que no quise dejar pasar la oportunidad de realizar una entrevista a César Colomer, su padre. 

¿Queréis verla?



El Rincón de las Páginas.- A todos los que nos gusta escribir, la literatura nos han ayudado, en parte, a solucionar aquellos muros que nos encontrábamos en nuestro día a día. Sin embargo, tu historia de superación es mucho más grande que la de la mayorÌa. ¿Nos cuentas un poco cómo la escritura te ha ayudado?

César Colomer.- En primer lugar, no creo que mi historia de superación tenga nada de extraordinario, todos tenemos una, cada una es diferente. Lo que si que es importante es darse cuenta de que no hacen falta heroínas como Katniss, que en el día a día hay héroes y heroínas tan interesantes o más, que el hecho de vivir es una gran aventura, nuestra gran aventura. Dicho esto, la literatura nos permite reencontrarnos con nosotros mismos, reflexionar, a modo de terapia, sobre lo que hemos vivido y sobre todo lo que hemos sentido.

RP.- La cinta de Moebius es tu primera novela. ¿De dónde sale la inspiración?, ¿de qué idea partiste?.

CC.- La inspiración, la temática, el enfoque es reflejo de mi propia experiencia. Yo tengo una hija adolescente y quería contarle mi vivencia de aquella época, por eso la escribí, por eso busqué darle un formato de novela romántico-juvenil. Quise mostrar mis dos mundos, el de la fantasía y el de la realidad, quise manifestar mi obsesión sobre la comunicación entre las personas, quise dejar patente mi estupefacción y desconcierto ante la vivencia del amor y del sexo. Son temas que me obsesionan, por eso van a ser el tema de mi segunda novela aunque con una forma más intima y personal.

RP.- ¿Cuánto tiempo te llevo escribirla?¿Qué fue más reconfortante: el hecho de escribirla en sí o el poner el punto y final?

CC.- La verdad es que no sé bien lo que tardé en escribirla. Fijé el tema, lo relacione con la cinta de Moebius, fijé la idea general, analicé lo que quería ir contando, pensé el argumento en líneas generales y fui rellenándolo de escenas, concreté los personajes y fui escribiendo las escenas según me apetecía. Hacía muchas paradas... así casi un año, pero realmente serían tres o cuatro meses.

RP.- Tu novela podría encuadrarse dentro del género de la ciencia ficción. ¿Crees que has bebido de algún autor dentro de este género? ¿Quiénes son tus referentes?

CC.- Yo no la veo como tal. Siempre he dicho que era romántico-juvenil. Pero sí, es cierto, tiene muchos elementos de la ciencia ficción, pero no es su tema central. Pero sí que tiene cierta influencia de Ray Bradbury, también sus libros son seudo-ciencia ficción. La que en cierto modo aporta información para interpretar La cinta de Moebius es la citada en el libro, En algún lugar toca una banda. También me influyó bastante Dani Futuro de Víctor Mora y Carlos Giménez.

RP.- ¿Cómo es tu rutina a la hora de escribir? ¿Alguna manía? ¿Lo compaginas con el resto de tus obligaciones?

CC.- Como he comentado antes, es bastante caótica. Suelo empezar con un documento y lo que quiero decir. Después hago una tabla con el argumento total (un par de hojas) muy en grandes rasgos. Defino en otros documentos los personajes (físico, carácter, evolución..) y los lugares que van cambiando a lo largo del proceso. En una segunda columna del documento del argumento voy dividiéndolo en escenas detalladas. Después paso a escribir las escenas sin seguir ningún orden... En ocasiones hay épocas que no hago nada y otras en que trabajo mucho. Además, llevo dos o tres al mismo tiempo (ahora tres). Como puede verse soy un auténtico desastre.

RP.- ¿Qué piensas del formato electrónico? ¿Conseguirá superar al físico?

CC.- A mí me gusta mucho un libro en papel (soy de los que los olfatean) pero la realidad es la realidad, el papel introduce un sobre-coste muy importante, el electrónico se terminará imponiendo, incluso el concepto de sucesión de letras escritas (como en La cinta de Moebius), los libros terminaran siendo una sucesión de ideas, visiones, sensaciones... que nos proporcionaran una historia perdiendo importancia el lenguaje como método de comunicación.

RP.- ¿Qué otras aficiones tiene César Colomer además de escribir y leer?.

CC.- Me gusta mucho la fotografía, sobre todo en su aspecto abstracto, pero por motivos físico mi movilidad está limitada y no me permite disfrutar mucho de esta afición. También me encanta bordar, he hecho auténticas labores, pero la vista ya no es tan buena y se hace difícil.

RP.-  Dime un libro, una serie, una canción y una película.

CC.- No tengo ninguna serie, no veo la televisión. Me gustan muchas películas, de muchos género, por decir una que le saco punta cada vez que la veo: Amanece que no es poco (surrealismo puro). En música aun soy más ecléctico, las grandes voces femeninas, el jazz, los conjuntos de los 70 y como los de mi generación, The Beatles.

RP.- ¿Qué tres cosas te llevarías a una isla desierta? ¿Qué tres cosas te gustaría encontrar si un día te despiertas en el futuro?.

CC.- Me llevaría a una amiga, a otra amiga y a una tercera amiga. En el segundo caso me gustaría encontrar a Iris, la amiga de Dani Futuro, y su mundo.

RP.- ¿Café o té? ¿Cerveza o vino? ¿Coca Cola o Fanta?

CC.- Café, en Marruecos té; cerveza o vino según la ocasión; ninguna de las dos. 

RP.- ¿A dónde te irías si pudieras teletransportarte?

CC.- Aquí y ahora.

RP.- Este espacio es todo para ti. Véndete, ¿por qué deberían leer tu novela?

CC.- Uff, cuanto espacio. Yo no me vendo por nada. Has de leer mi novela si te apetece. La puedes encontrar en Amazon.

RP.- Por último, plantea una pregunta al entrevistador.

CC.- Siempre ha sido para mi una obsesión la comunicación entre los seres humanos, lo difícil que resulta la intimidad. Me han hecho varias entrevistas, me suelen preguntar por lo que soy, lo que digo.. pienso... ¿por que no se pregunta por qué se siente? ¿Por qué no queremos «desnudarnos« y no «desnudar« a los demás?

RP.-  Es una pregunta interesante. La verdad es que no me lo esperaba, pero mira, creo que tengo dos teorías.

La primera y más compartida es que vivimos en una sociedad en la que mostrar los sentimientos no está bien visto. Nos dicen que tenemos que soportar todo sin rechistar, que así seremos más fuertes y podremos mejorar. Mentira. Lo que nos hace humanos son precisamente esas emociones que reprimimos. Creo que toda persona debería actuar de vez en cuando por intuición, dejando a un lado su cabeza.

Mi otro punto de vista es que nos gusta tener cosas escondidas para poder desnudarnos ante alguien que sintamos que es más especial que el resto. Es como un privilegio, también.

Hasta aquí la entrevista de César Colomer. Espero que la hayáis disfrutado. Antes de despedirme, quiero instaros a que leáis su novela, no tiene desperdicio.

Saludos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada