martes, 16 de febrero de 2016

Crítica de «Mi vecino Totoro» de Studio Ghibli | Carmelo Beltrán

¿Cómo puede ser que se me hubiese escapado esta película de Studio Ghibli? Bienvenidos a la crítica de Mi vecino Totoro.

¿Preparados para ver magia?




Título: Mi vecino Totoro
Director: Hayao Miyazaki
Productora: Studio Ghibli
Año de lanzamiento: 1988
Duración: 86 minutos
Género: Animación, naturaleza, amistad




En los años 50, una familia japonesa se traslada al campo. Las dos hijas, Satsuki y Mei, entablan amistad con Totoro, un espíritu del bosque. El padre es un profesor universitario que estimula la imaginación de sus hijas relatándoles fábulas e historias mágicas sobre duendes, fantasmas y espíritus protectores de los hogares, mientras la madre se encuentra enferma en el hospital.








Mi vecino Totoro es una película japonesa que fue estrenada en el año 1988 en el país nipón. Sin embargo, en España no la veríamos hasta 2009 —parece ser que se lo tuvieron que pensar un poco, vaya—. A pesar de ser una de las películas más famosas del Studio Ghibli, yo todavía no la había visto, algo imperdonable si tenemos en cuenta que El castillo ambulante, El viaje de Chihiro o La princesa Mononoke son algunos de mis largometrajes favoritos. 

La principal razón por la que me gustan todas las películas de Studio Ghibli es porque son capaces de crear un ambiente de magia y fantasía que no he sido capaz de ver en ningún otro filme. Da igual la película que veáis, en todas hay cientos de elementos mágicos que en cualquier otro lugar chirriarían, pero que aquí encajan a la perfección creando un mundo que a nadie le parece extraño. Es espectacular.

Mi vecino Totoro comienza cuando una familia compuesta por un padre y sus dos hijas se mudan a una casa en medio del campo. A partir de entonces, Miyazaki, el director, empezará a tejer una historia llena de valores, entre los que destaca el amor a la naturaleza. Esta película busca hacer énfasis en que si lo respetamos, podemos conformar un gran equipo con nuestro planeta, asociación de la que nos beneficiaríamos ambos. Solo hay que ver algunas escenas bailando alrededor de semillas para darse cuenta el cariño que se le tiene a este aspecto fundamental de nuestra vida.



Entre toda esta naturaleza habrá un elemento que destaque. Desde la propia casa se puede atisbar, en medio de un bosque, un alcanfor de dimensiones desproporcionadas, lugar en el que habitarán los espíritus del bosque, aquellos seres encargados de lograr el equilibrio en el mundo, quienes pronto empezarán a tener contacto con nuestras protagonistas.

Estas son Satsuki y Mei, dos hermanas de lo más enérgicas. Nada más llegar empezarán a encontrarse bellotas, pequeñas pistas que estos seres mágicos van dejando en los lugares por donde pasan. Será Mei la que, siguiendo lo que parece un pequeño conejito, descubra quienes son los habitantes del alcanfor: Totoro y sus ayudantes. Cualquier espectador se preguntará por qué Totoro y sus compañeros no están más minutos en pantalla. Miyazaki y Studio Ghibli consiguieron crear unos seres carismáticos, monos y, por qué no decirlo, achuchables. Cualquiera querría estar con ellos, pero sin embargo, su tiempo en el largometraje deja bastante que desear. A mí por lo menos me hubiese encantado saber más de ellos: su origen, sus objetivos… ¡Quiero saber más de Totoro!

Un aspecto que me ha gustado mucho de la película y que la hace diferencial del resto es que no nos encontramos una trama al uso. Miyazaki prefirió crear una serie de momentos efímeros que llegasen al corazón del espectador, causándole cada uno diferentes sentimientos. Pero, salvo un leve hilo conductor que se puede apreciar de fondo, parece que la historia avanza escena a escena, más que de forma global. ¿Esto le resta puntos? Todo lo contrario, la convierten en un producto extraordinario.



Como todo fan de Studio Ghibli sabrá, uno de los aspectos más interesantes de sus películas es todo lo que les rodea. Seamos sinceros, son películas muy raras, lo que conlleva que cada espectador pueda hacer una interpretación completamente diferente. Por ello una de las cosas que más disfruto cada vez que veo un producto de estos creadores es buscar en internet todas las teorías conspiranoicas que se forma la gente. No tienen desperdicio, y muchas, encajarían perfectamente en el largometraje. Estoy pensando en traer una entrada únicamente de estas hipótesis.

Otro elemento a favor de verla es la banda sonora. Es simplemente perfecta. Durante los momentos de tranquilidad de la película —que son la mayoría—, nos acompaña con una melodía suave que mantiene relajado al espectador y le permite disfrutar de las nuevas experiencias que están viviendo las protagonistas. Al tiempo que en las escenas en las que la acción es protagonista, la música se transforma y nos transmite la tensión.

De lo que sí que quedé muy sorprendido es que la película dura muy poco, algo menos de hora y media. Acostumbrado a que el resto de los productos de este estudio superen las dos horas fue algo raro. Eso sí, yo encantado, la pude ver en un pequeño hueco que tenía el día de Navidad.

Para terminar, quiero comentar con vosotros una serie de curiosidades que he descubierto indagando por la red sobre la película:

Studio Ghibli lanzó Mi vecino Totoro como última esperanza para relanzar una compañía que llevaba demasiado tiempo jugando con la quiebra. Y no, no fueron los ingresos de taquilla los que la salvaron, sino ¡las ventas de los muñecos de Totoro! Hasta yo tengo uno…

En un principio la película fue pensada con una sola niña, Mei, para cuya creación Miyazaki se inspiró en su sobrina. Fue más adelante cuando se decidió añadir a Satsuki. ¿Y sabéis qué? Los dos nombres significan lo mismo: «mayo». solo que uno es la pronunciación fonética de la palabra en inglés y la otra en japonés. ¿Sabéis cuál es cual?

Espero que os haya gustado la reseña. Yo he disfrutado haciéndola y buscando información extra tanto como viendo la película. Cuando hay productos que te emocionan hay que hablar de ellos lo mejor posible. Si no la has visto te recomiendo que lo hagas, y si ya lo has hecho, espero que hayas pasado un buen tiempo rememorándola.


20 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho la reseña^^
    Ya hacía años que vi esta película y hace poco la volví a ver en televisión. Había olvidado lo chula que era! Ésta, junto con El viaje de Chihiro son mis películas de animación japonesa preferidas.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El viaje de Chihiro también es mi favorita. Yo esta la vi en Navidad.

      Eliminar
  2. ¡Hola! ¡Una reseña muy completa! Coincido contigo en que Totoro y compañía tienen muy pocos minutos en escena, una pena...
    Yo la entendí pero no la entendí, buscaré alguna de esas teorías que dices por internet.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa crítica. Curiosamente yo también vi la película mucho después de conocer los personajes, El castillo ambulante y La princesa Mononoke son mis favoritas y cuando vi Totoro fue puro amor. Coincido contigo en que desearía conocer más cositas sobre ellos en la película. Y el Gatobús *-*
    Yo también investigué sobre las teorías de la película y es cierto que muchas no tienen desperdicio, son rebuscadas pero muy ingeniosas.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que conocí los personajes por una foto que te vi en Twitter jajajaja.

      Eliminar
  4. A mi me encanta esta película gracias a su encanto y sencillez, un canto a la naturaleza y a la felicidad de la infancia.

    ResponderEliminar
  5. Hola!!
    A mí me encanta esta película <3
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. esta pelicula a mi me encanta, tiene una historia muy bonita y dulce y recomendada para cualquier niño

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    No había visto ninguna peli de Studio Ghibli hasta que llegué a la uni, ahí mi vecino de la resi me pilló por banda y me hizo ver bastantes... recuerdo que la primera fue EL viaje de Chihiro y me impresionó bastante porque no me esperaba que fuera así!!Me quedan algunas pendientes, entre ellas esta, pero poquito a poco las iré viendo todas.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me quedan. Tenemos que ponernos al día.

      Eliminar
  8. Estoy de acuerdo con la magia particular que es capaz de crear el Studio Ghibli, es simplemente fantástico, y es que como dices, todas sus películas tienen ese toque que las hace diferentes y especiales.

    Yo ví esta película hará como unos 3 años; no es de mis favoritas, pero creo que el problema fue no haberla visto de más pequeña. Aún así, sigue siendo preciosa, y Totoro es mi personaje favorito de Ghibli <3

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dices, creo que la magia de esta película está en los personajes más que en la trama en sí. Totoro se ha ganado el corazón de todos.

      Eliminar
  9. Hola

    Adoro tanto a Estudio Ghibli como a Hayao Miyazaki en conjunto saben crear magia, mi vecino totoro es una de mis películas favoritas junto con el viaje de Chihiro a tal punto que se la recomiendo a todos los que conozco. No solo son tiernas y entretenidas sino que como has dicho tienen un mensaje y cada cual lo interpreta a su modo. Otra de mis favoritas es Haru en el reino de los gatos, todas son super geniales.

    Saludos y buena reseña.


    PD: ya tienes nueva seguidora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices.

      Encantado de tenerte por aquí, Yani. Un placer.

      Eliminar
  10. Buen día! Esta película era de mis favoritas de pequeña y hasta el día de hoy la sigo viendo. Creo que es hermosa la relación de las hermanas con Totoro, muy dulce e inocente, y si bien nunca lo había pensado tienes razón en que refleja un poco lo que podría ser la relación con la naturaleza si pudiéramos respetarla.
    Muy buena reseña, la verdad me encanto.
    Saludos, Micaela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Micaela. Espero seguir disfrutando de este pedazo de estudio.

      Eliminar