martes, 2 de febrero de 2016

Reseña de «El otoño llegó sin avisar» de Rafa Pérez Herrero (Bohodón Ediciones)

Estoy escribiendo esta reseña un viernes casi a la una de la mañana. Ha sido un día movido. Por la mañana he estado en la Universidad y luego he tenido que coger un tren de más de cinco horas en el que, entre otras cosas, he tenido tiempo para leer. La verdad es que siento mi cuerpo muy cansado, pero tengo mi mente demasiado activa como para dormirse sin hacer antes esto: reseña de El otoño llegó sin avisar de Rafa Pérez Herrero. Como siempre, me gustaría dar las gracias a Bohodón Ediciones por mandarme el ejemplar.



Título: El otoño llegó sin avisar
Editorial: Bohodón Ediciones
Género: Intriga y suspense
Número de páginas: 161
Año de publicación: 1 de diciembre de 2014
Precio: tapa blanda 13,30 €; formato digital 6,25 €
ISBN: 978-8415976936




Cómo vivir cuando el pasado se presenta en tu puerta para sacudir el presente. Cuando el otoño llega sin avisar. Una novela que atrapa desde la primera página, en la que la intriga, el suspense y un estilo narrativo sorprendente hacen que sea difícil dejar de leer. El resto, querido lector, te invito a descubrirlo por ti mismo…




A medida que voy leyendo más libros, tengo más dudas acerca de si leer en una novela entera en un solo día es bueno o malo. La verdad es que creo que es malo, ya que si la historia me atrapa, cuando llego a su última página me siento vacío. Es una sensación demasiado efímera, que solo puedo explicar diciendo que me gustaría tener más de esa trama. Eso es lo que he sentido con El otoño llegó sin avisar de Rafa Pérez Herrero. Me ha dado mucha rabia que este autor haya escrito solo 160 páginas. Me hubiese encantado que este libro pasase las quinientas.

Para comenzar quisiera hacer referencia a un detalle que me gusta mucho en todos los libros en los que lo veo. Que cada capítulo comienza con una cita de alguien relevante en el mundo de la literatura o en la historia en general, o simplemente una frase evocadora que pueda tener una relación de significado con las páginas que comenzarán entonces es algo que me agrada leer. Rafa Pérez Herrero apuesta por esta estructura en su novela, algo que hizo que me interesase por ella desde el primer momento.

Nada más abrir el libro, Rafa Pérez Herrero nos introducirá rápidamente en la trama. No hay presentaciones, no se pierden páginas en situar al lector. La historia arranca con Daniel —protagonista— viendo como su mujer Irene le abandona diciéndole que ya no se siente bien junto a él y que es mejor estar separados. Al mismo tiempo, se van sucediendo escenas en otro momento temporal, así como otras que tienen a una mujer como protagonista. El escritor conseguirá entretejer una compleja historia —la cual destaca el duro trabajo que ha realizado este en la preparación de la novela— que acabará mezclando todas las situaciones, sin dejar ningún cabo suelto. El objetivo de los protagonistas será descubrir qué hay detrás de un antiguo accidente de tráfico.



A pesar de la etiqueta que haya puesto en los datos del libro, El otoño llegó sin avisar es un libro difícil de categorizar. Podríamos decir que es una mezcla de novela de misterio, junto con intriga y una pizca de amor, que nunca viene mal. Yo no soy un asiduo lector de novela romántica —y esta dista mucho de serlo—, pero toda la relación que hay entre los personajes me la he creído. Me parece real, y eso es algo muy difícil de conseguir en una novela. Me he llegado a emocionar con los protagonistas.

Asimismo, El otoño llegó sin avisar tiene una gran virtud, y esta es sus personajes secundarios. ¿Cuántas novelas pueden decir que todos los personajes que hay en su trama tienen alguna importancia a lo largo de la misma? En la novela de Rafa Pérez Herrero no hay personas que solo decoren. Todos tienen un movimiento, una acción o un gesto que son vitales para el desarrollo del libro. Además, el escritor tiene la habilidad para lograr que el lector pueda identificar a cada uno de los personajes sin equivocarse, algo difícil de lograr.

Por otro lado, también me ha gustado mucho la forma que ha tenido Rafa Pérez Herrero de intercalar con la trama en sí capítulos que simplemente se dedican a describir un recuerdo, un momento o una emoción de los personajes. Sin estas páginas la historia podría avanzar a la perfección, pero incluso así el autor apuesta por ellos y consigue una experiencia mucho más enriquecedora.

Tal y como os dije al principio de la reseña, el punto malo que tiene esta historia es que es demasiado corta. Os aseguro que cuando la cojáis todos os quedaréis deseando en seguir leyendo páginas de este escritor, como me pasó a mí. Desde El Rincón de las Páginas os la recomiendo encarecidamente. Una de las mejores novelas de misterio que he leído últimamente.


2 comentarios:

  1. Coincido plenamente con tu reseña Carmelo. No puedes dejar de leer, te atrapa y cuando acabas dices ya?????? Quiero más!!!!
    Un saludo y enhorabuena por tu página Carmelo.
    Sonia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. A mí se me pasó demasiado rápido.

      Eliminar