miércoles, 30 de marzo de 2016

Abandonar libros | Carmelo Beltrán

Buenos días a todos. ¿Qué tal os van las cosas? Hoy vamos a hablar de abandonar libros.

Hoy vengo a hablaros de un tema un poco controvertido, no porque sea uno difícil de tratar, sino porque nos encontremos con dos opiniones totalmente opuestas, y es que en este caso es difícil hablar de términos medios. Vamos a tratar el hipotético caso en el que tengamos delante de un libro que non os esté gustando nada. ¿Qué hacemos? ¿Seguimos leyendo o damos paso a otro?

Durante mi vida he abandonado pocos libros. No todos eran malos o aburridos, simplemente sentía que no era mi momento con ellos. Debido a esto surgió en el blog una sección llamada «Quizás no fuera tu momento», en el que hablo de todas esas obras que no me parecen de bajo nivel, pero que al enfrentarme a ellas me he encontrado con un muro que me impedía continuar. Algunos ejemplos son El despertar o El caso de los anónimos.

Como decía un poco más arriba, cuando nos encontramos con una novela que no nos está convenciendo tenemos dos opciones: forzarnos a seguir con ella o dejarla abandonada. Hablemos un poco de estas dos situaciones.


Continuar leyendo


Es un escenario posible y que se da en muchas ocasiones. Son muchos los lectores que conozco que siempre terminan los libros, independientemente de lo malos que puedan llegar a ser. Personalmente me río de esta postura. ¿Para qué? ¿Para qué vas a forzarte a hacer algo que no te gusta? Los argumentos que se suelen esgrimir en estos casos son algunos como «puede que al final la historia despegue» o «es que yo me niego a dejar un libro a medias, prefiero sufrir un poco y terminarlo».



Creo y defiendo que forzarse a leer es una tontería. Pienso que hay millones de libros buenos que van a llegarte muy adentro y estás malgastando tu tiempo con uno que no te gusta. Y no solo leer, hay mil cosas que puedes hacer antes de algo que haces solo por cumplir. Porque no olvidemos que leer es un hobby, no una obligación y obligándonos a hacerlo solo vamos a conseguir cansarnos de él.

Evidentemente me estoy refiriendo a casos muy marcados, no a aquellos libros que avanzan lento pero de los que sientes mucha curiosidad por conocer qué va a ocurrir, cómo se va a desmarañar la trama. Me refiero a esas novelas que no disfrutas, que el simple pensamiento de coger el libro te agobia. Esos son los que pienso que hay que dejar de lado. ¿O acaso veis series de televisión cuando no os gustan? 

Abandonar el libro


Por otro lado tenemos esta posibilidad, la de abandonar nuestra lectura actual. Le puedes decir «adiós, muy buenas» y no volver a mirarla si no es de reojo cuando camines al lado de la estantería. Cambiarla por las páginas de otra novela que de verdad te transmita emociones. Creo que es la respuesta correcta. Tenemos muchos libros y no suficiente tiempo para todos. Hay que dedicárselo a los que de verdad valgan la pena.

En mi caso soy de esos que a la mínima que ven que leer se convierte en una obligación cierran el libro y lo abandonan en el fondo de las estanterías, aquel lugar del que, conmigo, nunca debieron salir. 



Sin embargo, no siempre he pensado así. Hasta hace poco más de un año era de los que siempre acababa las novelas, por muy malas que pudiesen llegar a ser. Me sentaba en el sofá y me concienciaba: «lee dos capítulos hoy y lo puedes dejar». Situaciones como esta me llevaron a convertir mi diversión en algo mecánico, a dejar de disfrutar con ello. Algo que no se solucionó sin abandonarlo durante un tiempo. 

Hoy ya no lo hago. A parte de que creo que elijo mejor, a la mínima de cambio abandono mi lectura. Pienso que tomo la decisión correcta. Además, conforme han ido pasando los años he ido reduciendo mi número de lecturas anuales, por lo que busco aquellas que sé que me van a enamorar.

¿Vosotros en qué grupo os incluís?


15 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Uf, pues este tema sí que da para rato xD Puede parecer una tontería seguir leyendo un libro que no te está gustando e incluso que te obligues a terminarlo, pero a mi no me gusta abandonar libros por el simple hecho de que ya que me he gastado el dinero pues le saco todo el jugo posible y ya luego lo pondría en venta, lo regalaría o simplemente lo dejaría olvidado en la estantería :') Y si es un envío de editorial, como lo último que me ocurrió (que la sinopsis de la novela era muuuuy atrayente y al final todo eso se quedó en nada) pues sí que me "obligo" a terminarlo por compromiso.

    Además, yo no soy de las que piensa que tras una mala lectura puedo caer en una crisis lectora (que puede darse el caso, obviamente) sino que soy de las que después cojo un libro que sé que voy a disfrutar y es como un alivio, una remontada... xD Sí, puede sonar a tontería pero bueno, siempre me gustar darle oportunidades a las novelas por si mejoran :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me ha hecho gracia tu planteamiento al respecto de lo ridículo de pretender seguir con algo que ya no te entusiasma, porque me has recordado a lo que mi novio me ha dicho incontables veces. Yo he sido hasta hace muy poco de ese porcentaje de personas ridículas que han luchado contra viento y marea por acabar libros tediosos... Hasta no hace mucho.

    Hará unos meses, intenté leer "Mi espectacular ahora" y ha sido el primer libro que abandono, literalmente, tras el quinto capítulo. Lo malo es que a veces sientes la obligación, sobre todo si son envíos editoriales o de algún autor. Ahora mismo me encuentro en una lectura, desde hace más de un mes, que me tiene muy harta y confieso estar siendo selectiva mientras leo; es decir, voy saltando párrafos y párrafos... no me he ido al último capítulo por mala conciencia xDDDD

    En fin, un tema curioso que daría para mucho pero, en definitiva, estoy de acuerdo con que el tiempo de uno es valioso y es absurdo obcecarse en intentar seguir con algo que no te motiva.

    Un saludo. Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que prefiero leer algo que me guste y si no... puerta.

      Eliminar
  3. Yo soy de tu misma opinion. Pienso que hay muchos libros en el mundo esperando a ser leido y tenemos poco tiempo (por lo menos yo), que leemos por aficcion y que obligarnos a leer algo que no nos gusta no nos beneficia en nada. Asi que en cuanto un libro se me atraviesa lo dejo y a por otro que me llene mas y con el que disfrute. Porque para pasar un mal rato con una lectura a la que me oblique 'porque hay que terminar el libro' no estoy dispuesta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Yo por ahora no he abandonado ningún libro. Si es cierto que me he topado con alguno que no ma llamaba mucho, no me apetecía en ese momento, pero siempre los he terminado. ¿Por qué? Porque me cuesta abandonar.. xd Y porque realmente nunca he tenido un libro en las manos que diga "pf, es que es insufrible".

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    A mí no me gusta nada abandonar libros. Es algo que llevo dentro desde que aprendí a leer y lo considero casi un fracaso. Pero, ojo, un fracaso mío a la hora de escoger lectura.
    He dejado unos cuantos a medias, pero porque me resultaron imposibles. Normalmente, si un libro no me engancha me lo tomo con calma e intercalo otras lecturas, o lo abandono temporalmente. Pero suelo volver, no me gusta dejar asuntos pendientes.
    Respecto a esto recuerdo algo que comentaba Oscar Wilde en uno de sus ensayos, La importancia de no hacer nada, y que venía a decir que si un libro no te engancha en las primeras páginas, no merece la pena, no va a despegar por arte de magia justo cuando tú lo dejes.

    Pero supongo que eso es bastante personal, lo de decidir si malgastar el tiempo o no con un libro que podría ser mejor.

    Una entrada interesante. Besinos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un punto de vista muy interesante.

      Gracias por comentar, Clara.

      Eliminar
  6. Hola!!,yo soy de la postura de "Lo abandono... hasta nuevo aviso"... porque es posible que no sea mi momento. Me paso con Orgullo y Prejuicio, lo compre y lo odie a los 10 minutos de empezada la lectura... No sé porque en ese momento. Pero después de casi un año, me dio con leer novelas históricas, y me decidí por tomarlo de nuevo. ¿y que paso? Es uno de mis libros favoritos, lo termine en casi una semana.

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo contigo! Yo pertenecía al grupo de si empiezo un libro lo acabo, pero me has hecho pensar con tu opinión y es verdad que es una tontería seguir leyéndolos si no te gustan. Por ahora he dejado a medias: Memorias de Idhun, y Cujo de Stephen King.
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  8. Qué tema más interesante. A mí no me importa mandar un libro al carajo cuando es malo, pero, como dices, cuando das con uno de esos que está bien y que sabes que en otro momento (con más tiempo, más ganas, con la cabeza más despejada, otro estado de ánimo...) podría funcionar, es muy frustrante tener que dejarlo.

    Si se da este caso y son cortitos, yo suelo esforzarme y terminar, y si son largos, tiro hasta que el cuerpo aguanta. Si te digo la verdad, me gustaría tener más facilidad para abandonarlos, porque, al menos yo, cuando me fuerzo a leer un libro y pasan días y días y veo que la cosa no mejora, al final acabo cogiéndole un poco de manía, y entonces sí que la hemos hecho buena :(

    ResponderEliminar
  9. A mi me ha pasado con Sensatez y Sentimientos, me ha encantado la película y pues he dicho el libro debe estar buenísimo, lo compro, estoy en ello y va y me aburre totalmente, me cansan mucho las descripciones y los personajes no me convencen y al final lo he acabado dejando por la mitad casi, tal vez en algún futuro lo retome, pero vamos que muchas ganas no hay.

    El porque me ha pasado no lo entiendo en serio, soy de los que disfrutan con las páginas llenas de detalles y descripciones concienzudas (Tolkien, GRR Martin y Frank Herbert son mis favoritos) así que al final va a ser eso del momento no adecuado, espero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente. De todas formas, cada obra tiene su tiempo, así que ya llegará su momento.

      Eliminar