jueves, 26 de mayo de 2016

«La memoria de los pasos» de Estefanía Cordero Sánchez | QNFTM

Cada vez que comienzo una lectura siento la ilusión por descubrir nuevos mundos, conocer a sus protagonistas y ver cómo me hacen sentir sus páginas. Por ello me invade una infinita frustración cuando sé que una historia es buena pero no consigo avanzar leyendo, cuando tengo que tomar esa decisión de dejar la lectura a medias porque sé que forzarme a continuar no va a hacer más que terminar cansándome de su trama e incluso durante un tiempo de la lectura en sí. Debido a esto creé hace mucho tiempo la sección Quizás no fuera tu momento, y por desgracia, La memoria de los pasos de Estefanía Cordero Sánchez se une a esta lista.




Título: La memoria de los pasos
Editorial: Autopublicada
Género: Histórica
Número de páginas: 192
Año de publicación: 2015
ISBN: 978-8416405701
Precio: 13,77 € tapa blanda


Sinopsis


Xoan Beltrán es un joven abocado a sobrevivir a duras penas en la Galicia de principios del siglo XX. Cuando la vida le sorprende con un nuevo varapalo, el destino le brindará una oportunidad para cambiar su fortuna. Xoan viajará al otro lado del océano para labrarse un futuro mejor. Pero las cosas no serán fáciles en su nueva vida. En Cuba le aguardan turbios secretos que le obligarán a tomar decisiones complicadas. La memoria de los pasos nos presenta una historia seductora, que aborda un tema olvidado en los últimos años dentro del imaginario colectivo de la emigración española, el de los indianos que se fueron a Cuba y volvieron con más o con menos fortuna a nuestro país. El amor, la ambición, la venganza y la nostalgia de la tierra perdida se entremezclan en esta novela de tintes históricos.

Opinión


En mi larga experiencia como lector he tenido tiempo para comprender cómo funciona mi cabeza tras una lectura que me ha resultado apasionante. Antes de embarcarme con La memoria de los pasos había leído el último libro del ciclo Dreaming Spires, la trilogía de Victoria Álvarez que me dejó un sabor inmejorable, por lo que la siguiente obra que pasase por mis manos tenía que mantener el mismo nivel o superarlo para poder engancharme. Por desgracia, no ha sido el caso, aunque nos encontramos ante un trabajo muy bueno.

Me siento molesto por no haber podido continuar. Esa maldición de las lecturas excepcionales —tengo que hacer una entrada exclusivamente de esto— me ha arrebatado poder hacer una reseña en condiciones de un libro que me mandó su autora con toda la ilusión del mundo, pero no me veo capaz de seguir con él.



La memoria de los pasos nos sitúa en un pequeño pueblo gallego poco tiempo antes de que se desencadene la Primera Guerra Mundial. Su protagonista es Xoan, un joven hijo de un pescador que, tras la muerte de su padre, tiene que afrontar el problema de la nueva vida llena de incertidumbres que se le presenta. Sin embargo, pronto entablará contacto con un rico de la zona que le dará una nueva oportunidad: viajar a Cuba con él.

Esta es la premisa de una novela que promete mucho y que tengo el presentimiento de que exhala nivel por los cuatro costados, pero, sin embargo, yo no he sido capaz de pasar de las sesenta páginas, poco más de un cuarto del libro, así que no estoy en condiciones de realizar una reseña completa, pese a que sí que voy a hacer una serie de comentarios.

Por qué no he podido continuar


Estas son algunas de las causas por las que se me ha hecho imposible continuar con la lectura:


  • Es un libro muy pausado —que no lento–, por lo que en una época en la que me envuelve el cansancio por los exámenes no era capaz de mantener despierto. En un momento más relajado hubiera estado mucho mejor.
  • Noto que en la novela hay un exceso de narración y una falta de diálogos, lo que le resta dinamismo a la obra.
  • No he sido capaz de identificar a cada uno de los personajes.


Por qué debería haber seguido leyendo



  • Se nota que hay un fuerte trabajo de investigación y preparación detrás de la obra.
  • Los personajes están bien construidos.
  • No me ha dado tiempo a conocer la trama y todo lo que iba a desencadenar.

Estas son algunas de las razones por las que no me he decidido a continuar con la novela, aunque la principal, como indiqué arriba, es que no quería quemarme de la lectura y pasar un tiempo sin disfrutar de ella, con toda la cantidad de obras que quiero disfrutar. Espero que si alguno le da una oportunidad me diga por los comentarios, por Twitter o Facebook si merece la pena seguir.

Antes de terminar, quiero reiterar mi agradecimiento a Estefanía Cordero Sánchez por hacerme llegar su obra. Escribirla ya es un premio en sí mismo.

Carmelo Beltrán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada