jueves, 15 de septiembre de 2016

«La revolución del destino» | Antología de Carmelo Beltrán

Si no entendéis que es el paso del tiempo quien desgarra fragmentos del alma es que no habéis comprendido nada. Si no sois conscientes de que cada instante de la vida fluye con la fuerza de los recuerdos que no has vivido, con el combustible de las historias que solo han sucedido en tu cabeza y con la fría chispa que surge cada mañana al querer tornar el mundo de los sueños en realidad para dejar a esta abandonada en un suburbio de baratejas de segunda mano que se oxidan con el paso de los segundos, es que no habéis entendido nada.



Y no os culpo por no hacerlo, pues en esta vida se empeñan en marcarnos el camino, en decirnos dónde y cuándo tenemos que estar o en qué momentos podemos sonreír para que nadie salga herido. Si nos dicen que llorar está prohibido y que el respeto solo se muestra con palabras, que un «usted» vale más que querer descubrir a quién tenemos delante y que nos tachan de estúpidos por intentar ser buena gente. Que nos dicen que de tan bueno tonto, sin ser conscientes de que hemos reinventado las caídas, que ya no nos duelen y que rebotamos cual pelotas de goma para levantarnos mucho más fuertes.

Ahora tiemblan de miedo y corren desesperados a esconderse entre murallas que creen que nunca podremos superar, pero, ¿queréis saber una cosa? Están perdidos, pues hemos comprendido que una lágrima no es una debilidad y que con las carcajadas como arma podemos cambiar el destino de cualquier alma, que nunca ha habido nadie más preparado que nosotros y que estamos dispuestos a desnudarnos ante cualquiera que cuestione nuestro sino. Somos la muesca del calendario, el torbellino del futuro y el tifón que viene a revolucionarlo todo.

No han entendido nada y ahora están perdidos. 

Carmelo Beltrán

2 comentarios:

  1. Son solo sentimientos en prosa, no es un relato.

    Desde la pagina 54 del libro "Como escribir ciencia ficción y fantasía de Orson Scott card" he aprendido más que con otros textos.

    """El personaje del punto de vista
    A menudo —quizá debería decir casi siempre— el personaje principal será también aquél del que seguiremos su punto de vista. Puesto que he escrito un libro que es en gran medida sobre lo que es un personaje del punto de vista (Characters and Viewpoint), no añadiré mucho más que ésto: el personaje del punto de vista es aquél a través de cuyos ojos seguimos la acción. Si se trata de una narración en primera persona, entonces es el personaje que cuenta la historia. Si es una narración en tercera persona, entonces es el personaje que seguimos más estrechamente, asistiendo no sólo a lo que hace, sino también conociendo sus razones; viendo no sólo lo que ve, sino también descubriendo cómo lo interpreta y qué piensa al respecto."""

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pone antología, no relato ^^

      Y no sé a qué viene lo de Orson Scott.

      Eliminar