miércoles, 2 de noviembre de 2016

«Lo que mueve el mundo» | Carmelo Beltrán



Quiero ser el café descafeinado de una noche que no se puede disfrutar, perderme entre historias que se cruzan cual eclipse, transformarme en el instante en el que un escritor pone el punto y final y sentirme como el estribillo de una canción cuando es entonada a coro por miles de personas.

Anhelo ser el primer latido de una vida, el segundo en el que todo el mundo calla, el pliegue de la piel que se forma cuando sonríes. Deseo ser el tic nervioso del que se enfrenta a lo desconocido, el momento de duda de quien nunca se rinde, el impenetrable secreto que guardas dentro de ti y que es lo único que te describe.



Reivindico los finales abiertos, la música que cambia vidas y el perro que por una caricia movería el mundo. Despedir a los «a partir de mañana», dejar todo cuando me venga la inspiración, secuestrarme a mi mismo de la rutina, perderme entre espuma de cerveza cada día.

Quiero ser la poesía que mueve el mundo, la frase que hace llorar, la palabra que que tenga más fuerza que una pistola. La milésima de segundo que hace que algo merezca la pena.

Carmelo Beltrán

1 comentario:

  1. Hermoso, palabras que penetran y llegan profundo, sigue así

    ResponderEliminar