viernes, 16 de diciembre de 2016

Reseña de «El grito de los murciélagos» de Jesús Carnerero

En un mundo editorial copado de muchas historias que parecen clónicas, en una etapa enl la que las circunstancias económicas no han permitido a las editoriales apostar por caras nuevas y han tirado a lo fácil, aparecen novelas como la de Jesús Carnerero cual oasis en medio del desierto. Hoy quiero hablaros de El grito de los murciélagos.



Datos


Título: El grito de los murciélagos 
Autor: Jesús Carnerero
Editorial: Autopublicación
Año de publicación: 2016
Número de páginas: 261
ISBN: B01L9NNHLU
Precio: 2,99 €

Sinopsis



La rutina de un joven que sobrevive a trompicones trabajando como camarero, y que sólo piensa en escribir y en vivir de lo que escribe —compaginando a duras penas vocación con obligación—, se verá trastocada con el regreso de un viejo amigo, Víctor, quien con su extraño comportamiento lo acabará empujando al borde del precipicio de la cordura, la que Víctor parece haber perdido en alguna parte del camino hacia la adultez, hasta llegar a un extremo patético, casi surreal, del que el protagonista únicamente podrá librarse deshaciéndose con contundencia de esa amistad y de su recuerdo.
Una historia sobre escritura y amistad, soledad y amor, sueños y vida, lucha y cansancio, letras y realidad.

«Escribe. Y cuando no estés escribiendo, piensa en escribir».


Reseña



Podría ir a lo fácil en este post. Podría deciros que El grito de los murciélagos es uno de esos libros que hablan de escritores que pelean por hacerse conocidos o contra su mente, esa que les dice que jamás podrán terminar una novela, pero esbozar esas palabras sería faltar al respeto a una obra como la que tenemos delante, pues no habla de aquellos que quieren vivir de la pluma, sino de cualquiera que anhele un sueño y esté dispuesto a pelear por él.

El grito de los murciélagos nos pone en la piel de un joven cuyo nombre nunca conoceremos, de un personaje que siente un día el peso de la edad, del paso del tiempo y de los sueños que se quedaban en el tintero. Esta obra habla del miedo a ser mayor y apresarse en la rutina, a abandonar al niño que todos tenemos dentro y que es inconformista, a ser uno más y no ser quienes hubiésemos querido. Por ello, este protagonista sin nombre no se quedará quieto, dará un golpe sobre la mesa y hablará con su jefe para que le permita trabajar a media jornada y así pelear por su sueño: ser escritor.

Probablemente, este protagonista no tiene nombre porque el autor buscaba que el lector se identificase con él, pero tras leer la obra no puedo más que creer que el que anhelaba formar parte de su esencia era el escritor, Jesús Carnerero, pues esta novela es una obra íntima, formada por páginas en las que el escritor se desnuda a cada línea, un libro que habla de sus sueños rotos y cumplidos, del sufrimiento y los sacrificios, de los obstáculos surgidos y de la lucha interna por superarlos. Habla de cada uno de nosotros luchando por ser quienes nuestros yo jóvenes hubieran querido.

Y obstáculos habrá para el protagonista, como los hay en cada sueño. Hallaremos en la obra los problemas típicos del artista: inspiración que nos abandona, las ganas de perder el tiempo, la frustración del papel en blanco… pero habrá algo más, pues en un determinado momento de la novela aparecerá Víctor y todo dará un vuelco. 

Víctor es todos esos golpes que te da la vida y que tienes que superar, es todos esos amigos y familiares que nunca entenderán por qué te dejas la piel en algo cuyas posibilidades de éxito son nulas, es todos esos revés impredecibles que no te esperas, que te cambian los esquemas, que te destruyen por dentro. Víctor es la antítesis del artista, es el monstruo mítico que absorbe las ganas de crear. Es el fantasma del miedo a estrellarse y fracasar contra el que todo escritor tiene que luchar.

El grito de los murciélagos es una novela que te sorprende, es una historia que jamás te esperarías, con un desarrollo que no permite predicciones. Es una obra que crece con el lector a medida que pasan las páginas. Yo hice mil y una cábalas y todo resultó en vano.

A medida que avanzan los capítulos la tensión se apodera del lector. Lo que en un inicio parecía una novela de escritores y frustraciones te encoge por dentro, te hace no querer apagar la luz y dejarla lejos por la noche, tal y como me ocurrió a mí. Y todo ello para alcanzar un final real como la vida misma.

Me alegro muchísimo de que el escritor se pusiera en contacto conmigo. El grito de los murciélagos es otra de esas obras que me hace darme golpes con la pared al no encontrar razones para que obras de tal calibre sean publicadas y potenciadas por una editorial. Este vídeo es mi granito de arena, mi forma de apoyo a este escritor independiente. Recomiendo encarecidamente este libro.


Carmelo Beltrán




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada