lunes, 29 de agosto de 2016

«Despedida bajo las estrellas» | Relato de Carmelo Beltrán


Muchas despedidas se hacen bajo la luz de las estrellas. La noche es un lugar mágico para aquellos que se quieren. La oscuridad, aderezada por el sonido de algunos animales que solo se atreven a hacer acto de presencia bajo su protección, crean un ecosistema en el que las emociones están dispuestas a salir. Así somos los humanos. A plena luz somos fuertes, maduros e imperturbables, pero cuando esta nos abandona sacamos a relucir nuestra verdadera cara: vulnerables, sentimentales y capaces de llorar.



El momento de decir adiós fue inevitable. Se habían empeñado en evitar el tema durante toda la noche. Ambos sabían que querían disfrutar de los últimos momentos que les quedaban juntos. Sacar a relucir el final antes sería como hacer un gran spoiler a sus emociones, como atar en corto a la felicidad y como obligarse a llorar antes de tiempo.

sábado, 27 de agosto de 2016

«Silencio» | Antología de Carmelo Beltrán


Silencio es el ser más antiguo del universo y aun así todos los días se siente niño descubriendo sus misterios. Fiel amigo de las estrellas, trabaja de Sol a Sol y solo se toma un respiro cuando Eclipse le saca a bailar.



Silencio cree conocer a las personas, pero cada vez que alguna le mira a los ojos se queda mudo y corre, presto, a refugiarse entre sórdidas tormentas, donde no puedan encontrarle y nadie se preocupe de su presencia.

lunes, 22 de agosto de 2016

«La lámpara mágica» | Antología de Carmelo Beltrán

En ocasiones me despierto buscando una lámpara mágica que me conceda el deseo de no volver a escribir nunca más, de alejarme de las teclas que me apresan con cadenas de frustración cada noche y que hieren más que un verano sin ver la lluvia aparecer.



Me imagino frotándola y hablando con el genio, escuchando pacientemente sus palabras, atento a sus gestos y curioso por ver si en él también hace mella la rutina de nunca poder dedicarse a algo nuevo.

sábado, 20 de agosto de 2016

«Dejemos de pensar» | Relato de Carmelo Beltrán

Si insistimos en no creerlo, al final perecerá. Olvidaremos las nevadas en pleno julio o los chapuzones veraniegos durante la Navidad. Ataremos cabos y dejaremos presa a la ilusión. La ilusión que conforma sonrisas y nos permite volar. Volar cual golondrina el primer día de vacaciones, saltando entre las nubes, buscando la que sea de algodón de azúcar y poder disfrutar del sabor de la felicidad.



Dejemos de pensar, de buscar motivos, de escrutar razones que no nos llevan a ninguna parte, de unir palabras que arrebatan la magia a una realidad que es más real cuanto menos la conocemos, pues cada vez que eliminamos una casualidad lo hace también un deseo.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Recuerdos de otro tiempo | Relato de Carmelo Beltrán

Aquellos pétalos rojos invocaban el recuerdo de otro tiempo cuando el tiempo no importaba, cuando no había recuerdos sino momentos que formar y la tristeza se empañaba en su mente con dar un pequeño trago al vaso de leche con Cola Cao de cada noche.



No había vuelto a aquel lugar desde que todo ocurrió, desde que aquella noche trágica les hiciera huir sin poder mirar atrás, mientras dejaban el camino sembrado de lágrimas que actuaban como un peaje que nadie quiere pagar entre los sueños y las pesadillas, las sonrisas y la tristeza tatuada en la piel, marcándola de por vida.

lunes, 15 de agosto de 2016

«Como en un juego de rol» | Relato breve de Carmelo Beltrán

¿Por qué? ¿Por qué tiene que ser así? ¿Por qué dejo que las sombras siempre siembren sobre el sol? ¿Qué hay de la esperanza? ¿De las sonrisas y de las ganas de vivir? ¿Por qué tienen que sucumbir siempre ante el mal y el destino? ¿Por qué nos rendimos? ¿Por qué no les damos el máximo apoyo que tenemos?

viernes, 12 de agosto de 2016

Tecleo sin alma | Relato de Carmelo Beltrán

Cuanto más miro la pantalla más me agobio por dentro. El reloj avanza cual mazo en pos de dar un veredicto. A pesar de que es digital mi mente se imagina su tic tac como una cuenta atrás para el fin de todo por lo que he trabajado durante tanto tiempo. 



Tecleo sin alma. Las luces de calle me distraen. Aquel pájaro posado en mi ventana parece un enviado del demonio, que divertido seguro que estará sonriendo contemplando las ansias con las que me está dominando.

Mis fuerzas flaquean. El último párrafo lo he tenido que borrar. Nada me vale, nada es suficiente. Todo me reconcome como si se tratase de un virus mortal. 

miércoles, 10 de agosto de 2016

A veces, solo a veces, me siento libre | Microrrelato de Carmelo Beltrán



A veces, cuando apago la luz de mi cuarto me siento libre. Solo a veces siento sentir las cadenas de mi vida caer. Cuando nadie me ve me sonrojo, río y lloro como no puedo hacerlo cuando la mirada de la sociedad, del que dirán, me escruta sin piedad, sin dejar un resquicio de mi ser sin evaluar. Pero a veces, solo a veces, cuando la luz vuela con las energías y no aparece hasta la llegada de un nuevo día, solo a veces me siento libre.

lunes, 8 de agosto de 2016

«Misión: eliminar al nuevo Mesías» de Maiquel Da Costa | Capítulo 0

Hoy no está siendo un buen día. El día que escribo esto mi perrita, Siri, ha sido atropellada por la mañana. Ha sido un día raro, malo, pero alegre al mismo tiempo. Aunque hay que llevarla al centro veterinario algunas veces más para que toda la recuperación siga su cauce, no puedo evitar tener una sonrisa de tonto al pensar que todo puede quedar en un susto. La tengo a mi lado, tumbada, dormida sobre mis pies mientras escribo esto. Necesito distraerme, así que voy a poner muchas esperanzas en perderme hoy en el mundo del autor. Bienvenido a «Misión: Eliminar al nuevo mesías» de Maiquel Da Costa. Capítulo 0.


Sinopsis


Lucio, así se llama el demonio encargado de la Península Ibérica. Un gerente de la zona en materias de maldad. Cuando de buenas a primeras recibe la orden de abandonar su vida contemplativa en el Infierno para subir a la superficie. ¡Pues ha nacido en Madrid el nuevo Mesías! Y él, deberá eliminarlo. La recompensa es irrechazable: escalar hasta la Primera Jerarquía Demoníaca. 

No obstante no es sencillo encontrar al nuevo Mesías entre la ingente cantidad de habitantes de la capital española, por lo que se servirá de un antiguo demonio carpetano que hace las veces de oráculo y de un estrambótico grupo de Black Metal Pagano, quienes se le terminaran uniendo en su misión. Y con la ayuda de todos finalmente encontrará al nuevo Salvador de la humanidad. Pero <<éste>> para su sorpresa resulta ser <<ésta>>. Ya que se trata de una joven llamada Eva que toca el bajo en una banda de deathcore, tiene muy malas pulgas y vive en la ignorancia respecto a su responsabilidad divina. 

sábado, 6 de agosto de 2016

¿Cuál es tu libro electrónico favorito? | Pregunta de la Semana

La semana pasada tuvimos una pregunta que dio mucho de lo que hablar. Hubo muchísimo debate y unos comentarios muy extensos que sin ninguna duda comentaré en el próximo vídeo de respondiendo comentarios del canal de Youtube. Esta ocasión quiero hacer algo más distendido, algo que dé pie a que muchos más comenten y que creo que puede ayudar a muchos que estén indecisos por la compra: ¿Qué libro electrónico preferís?




¿Qué libro electrónico preferís?


miércoles, 3 de agosto de 2016

«Recuerdos de una habitación» | Relato de Carmelo Beltrán


Miraba de una esquina a otra de la habitación, suspirando con cada uno de los recuerdos que azotaban su rostro. El sonido del mar era la mejor banda sonora para un momento en el que su yo interno lloraba sin parar y pugnaba por hacerse ver sobre la fachada que nos da a todos la madurez, pero no lo hacía, sino que eran las olas del gigante azul quienes esbozaban todos estos sentimientos. El ir y venir de su movimiento gemía como un llanto apagado, triste, sabedor del que ha dejado atrás su infancia para siempre y ha entrado en un mundo de adultos, duro, frío y sin posibilidad de retorno.

Tres días en ese piso no habían hecho aflorar nada dentro, las tantas veces que había regresado con sus amigos le habían dejado vacío, pero esa mañana, minutos antes de cerrar la puerta y volver a casa, todo cambió. Ya en su hogar, ahora dudaba sobre si tuvo que haber entrado en ese cuarto o no, si haber seguido helado por dentro ante los recuerdos de esas paredes hubiese sido mejor, si cerrar la puerta a cualquier emoción no hubiese sido más humano, pero no fue lo que ocurrió. 

Corrió la cortina y entró en la sala que utilizó toda su infancia para dormir. Ni siquiera era una habitación completa, sino un simple rincón de la terraza al que le habían puesto una cortina y un sofá cama en el que las sábanas del Real Madrid en una época y Pokémon en otra, le habían protegido por las noches de las pesadillas.

lunes, 1 de agosto de 2016

Reflexionemos sobre los institutos y la literatura

Hace unos días os planteé en una pregunta de la semana vuestra opinión acerca de un tema que ha rondado mi cabeza desde que salí de las aulas del instituto: ¿consiguen estos centros fomentar la lectura o justo lo contrario, que los jóvenes de hoy en día entiendan que la literatura es algo aburrido y pesado? Tras leer todas vuestras opiniones, y después de darle muchas vueltas al tema personalmente, creo que más o menos tengo una opinión consistente formada al respecto, lo cual me ha hecho animarme a escribir un poco sobre ello y abrir de nuevo el debate. A grandes rasgos creo que los institutos destruyen lectores potenciales.



Como siempre en este tipo de post, quiero dejar claro que es una opinión personal y que aunque generalice, siempre van a existir casos que puedan llevarse todo esto por delante. Yo me baso en mi experiencia personal, y lo que más me gustaría es que me llevéis la contraria para poder enriquecer muchísimo más el post.