domingo, 15 de enero de 2017

«Un refugio de palabras» | Antología de Carmelo Beltrán



Las historias que escribo solo para mí son las únicas que merecen la pena. Los párrafos con los que deleito a mis oídos y los lleno de falacias son aquellos que me hacen sonreír. Los que me transportan a mundos irreales en los que yo soy el protagonista, las que me ayudan a retroceder en el tiempo y cambiar el curso del futuro y me permiten escoger un presente que repetiría después de cada Luna nueva.


Son el refugio al que jamás podréis seguirme, los jeroglíficos que nunca podréis desentrañar, las ruinas que esconden mis más oscuros secretos, mis miedos más terribles y las inseguridades que me hacen temblar sin parar y que no podréis entender ni en un millón de años.

Desde aquí contemplo mi mundo. Veo cada amanecer y lo guardo en historias, escruto sonrisas y las plasmo en pequeños relatos. En mi refugio tengo una colección de emociones escritas a mano con las que me rocío cada mañana como si se tratase de colonia, con el simple objetivo de camuflar el miedo a que me entendáis a través de mis palabras.

Carmelo Beltrán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada