martes, 24 de enero de 2017

«Uno de tantos» de Carmelo Beltrán



Él era uno de tantos niños perdidos, uno de aquellos enredados en una maraña de pensamientos, otro más al amparo de lo que los demás decían, aunque todo divergiese con lo que él creía. Sin embargo, todos le miraban y decían que solo era un niño, y sus padres callaban ante una vergüenza que, decían, buscaban evitar.


Así, aquel pequeño niño creció sumido en la oscuridad, con su mente como peor enemigo, con su confusión como peor arma, sin una identidad en la que creer, con un montón de mentiras que le contaban desde fuera.

Sufrió, lloró, caminó en soledad por la vida restregándose con fuerza las heridas que todos le causaban, pero al final encontró a alguien que la quiso tal y como era, que aceptó todo de ella, y comenzó a brillar. 

Carmelo Beltrán

No hay comentarios:

Publicar un comentario