miércoles, 8 de febrero de 2017

Mejores adaptaciones de Sherlock Holmes | Adaptaciones literarias

Sherlock Holmes es un personaje que lleva acompañándome toda mi vida. Mentiría si dijese que desde pequeño leí sus historias, ya que mi primer contacto con él fue gracias a las adaptaciones que se hacían del famoso detective en la gran pantalla, pero sí que fue uno de los primeros detectives que me enamoró en papel. En mi casa encontré unos libros muy antiguos que contenían todos sus relatos y las novelas que lo conformaban y me recuerdo devorándolos sin tener tiempo para nada más.



A diferencia de muchas otras personas, yo soy de esos lectores a los que les encanta que se adapten los libros a versiones audiovisuales. Me encanta ver qué actores eligen —o cómo los diseñan en caso de que se realice en animación—, cómo transforman las historias y, sobre todo, qué banda sonora escogen para ambientar los momentos culmen de la historia. Además, creo que en los últimos años hemos sido testigos de una gran mejora en cuanto adaptaciones se refiere, así que, estoy abierto a cualquier tipo de producto que haya nacido del papel.


Respecto del tema que nos ocupa, he sido testigo de bastantes adaptaciones del detective creado por Sir Arthur Conan Doyle. Desde series de dibujos animados que veía de pequeño hasta las películas más recientes en las que Robert Downey Jr. encarnaba a un personaje que distaba mucho del que yo había conocido en el papel —salvo en sus excentricidades— y en las que se dibuja a un Watson que… en serio, ¿alguien vio en ese actor al fiel compañero de Sherlock Holmes? Porque yo, desde luego, no.



No obstante, sin apenas noticias a su alrededor, en el año 2010 llegó la que es, para mí, la mejor adaptación que se ha hecho sobre la obra de Sir Arthur Conan Doyle y de la que me atrevo a decir que será harto complicado que cualquier otra historia que tome el relevo la supere: Sherlock.

Mark Gattis y Steven Mofatt, los creadores de la serie, no se conformaron con hacer la enésima adaptación de la obra literaria, sino que quisieron ir un paso más allá. Tomaron como inspiración cada una de las aventuras que los personajes originales vivieron en papel y la trasladaron hasta nuestros días, hasta un siglo XXI que le sentó demasiado bien a la historia. Dieron en la tecla a la perfección combinando los misterios originales con las herramientas que hoy en día tenemos a mano.

Aun así, si hay algo que ha hecho que esta serie esté un nivel por encima del resto, han sido los actores. Benedict Cumberbatch y Martin Freeman han creado los que son, para mí, los personajes más fieles a los originales. Les han devuelto la vida, les han devuelto su clase. Durante estos siete años han sido los propios personajes de la novela.


Han sido solamente cuatro temporadas en siete años. Trece capítulos —si le sumamos el especial de Navidad del año pasado— que han tenido a los espectadores pegados a la pantalla durante cada uno de ellos. Daba igual que durasen hora y media, daba igual que entre cada temporada pasasen dos años. Nadie se olvidaba de Sherlock y eso, en un mundo tan copado de series como es el actual, es hartamente complicado.

Uno de los elementos que más me ha gustado de la serie es la evolución que he visto en ella de los guionistas y directores. En un principio la serie se regía al amparo de lo que estaba escrito. Los episodios constituían casos de los relatos pero traídos a nuestros tiempos. Sin embargo, poco a poco fueron separándose de la historia creada por Conan Doyle buscando una trama propia, pero siempre manteniendo guiños, mensajes o ideas que estuviesen en los originales.



Así llegamos hasta una cuarta temporada que fue sublime. Los tres episodios que la conformaban son, sin duda, los mejores capítulos de toda la serie. Eran tan buenos que me daba igual estar de exámenes, me daba igual que durasen hora y media. Tenía que verlos y ya está. El último es una de las mejores cosas que he visto en televisión.

Actualmente estamos a la espera de que se anuncie la quinta temporada. No hay ningún mensaje oficial al respecto, pero las malas lenguas dicen que es más que probable que Sherlock se haya despedido con el último episodio que vio la luz, lo cual sería un adiós inigualable.

Me daría muchísima pena no volver a ver a esta pareja en acción, pero todos somos conscientes de las dificultades que han tenido para reunirse los dos actores a lo largo de los rodajes. Sus compromisos con otros proyectos les han impedido tener el suficiente tiempo para grabar más episodios de Sherlock, pero, en realidad, prefiero menos episodios pero de la calidad de estos.

¿Volveremos a ver a Benedict Cumberbatch y a Martin Freeman como Sherlock Holmes y John Watson?

Carmelo Beltrán

6 comentarios:

  1. Me encantaba esa serie de dibujos, estaba enamorada del perro Sherlock =) Y me encanta la serie Sherlock, una de mis preferidas. Ahora me paso por el canal a ver el video.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola! Ayys madre mía no recordaba los dibujos de Sherlock, me encantaban de pequeña, jejeje. La verdad es que he leído muchas de sus historias y veía lo de los dibujos pero no he visto nada más, aunque a la serie le tengo muchísimas ganas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Yo soy mega mega fan de la serie Sherlock. En sí el personaje me gustaba ya mucho de antes, pero coincido contigo en que esta serie ha sido sin duda la mejor adaptación, y es que los actores creo que son perfectos (enamorada de Benedict... ejem xDD).

    Hoy me he puesto por fin con la cuarta temporada y estoy ansiosa por saber cómo termina, pero me dará muchísima pena si al final resulta ser la última... Después de 7 años, la espera ha sido inmensa.

    Buena entrada y vídeo :)
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuarta temporada es la leche. Disfruta cada minuto.

      Eliminar