viernes, 17 de marzo de 2017

Curiosidades sobre Charles Dickens

Hoy vengo s contaros una serie de curiosidades sobre Charles Dickens, uno de mis escritores favoritos, con el objetivo de que conozcáis un poco más al autor y os animéis a comenzar a leerle o a profundizar más en su obra.



Personalmente, descubrí a Dickens gracias a Canción de Navidad y aunque desde entonces he leído varias de sus obras, siempre he caído ante otras antes o se me ha ido olvidando hacerme con las novelas que más me llaman la atención. Por ello, este vídeo lo hago tanto para vosotros como para mí, ya que quiero que me sirva como recordatorio de que me quiero emborrachar con sus letras.

Curiosidades sobre Charles Dickens



En muchas de las novelas del escritor se ve reflejada la pobreza y la falta de oportunidades que esta conlleva, y esto es así debido a que durante su infancia, Dickens tuvo que soportar muchas penurias económicas, lo que tuvo como consecuencia el hecho de no poder afrontar el pago del colegio hasta que cumplió los nueve años. El principal responsable de esto era su padre, quien prácticamente cada noche volvía a casa con nuevas deudas. Al final, su progenitor terminó en la cárcel y su familia empeñando casi todas sus posesiones. ¿Os recuerda a su novela El almacén de antigüedades?

Todas las penurias económicas le llevaron a tener que trabajar con solo doce años para ayudar a su familia, y fue entonces cuando Dickens sintió la primera traición que le iba a regalar la vida. Cuando las cosas comenzaron a ir bastante mejor en su casa, sus padres le obligaron a seguir trabajando en lugar de dejarle acudir a la escuela. Algo que nunca olvidaría.

Pese a que no tenía la posibilidad de acudir al colegio, Dickens encontró en la lectura una afición y un refugio para su realidad. Consumió incontables libros durante su infancia (y aunque he rebuscado por todos lados, no he encontrado dónde tenía acceso a ellos). Sus escritores favoritos eran Henry Fielding y Tobias Smollet (no los he leído, pero ahora me gustaría conocerlos) y sus novelas predilectas Robinson Crusoe y Don Quijote.

Dickens no quería ser escritor, sino actor, y quizás fue el destino el que cambió sus designios. Después de prepararse sin descanso para un papel en una obra de Shakespeare, una brutal gripe le pilló desprevenido y le impidió presentarse a la prueba.

Dickens trabajó en diferentes periódicos. Comenzó su carrera como cronista de lo que ocurría en el Parlamento, pero pronto le ofrecieron redactar crónicas sobre lo que hacía el ciudadano normal inglés. Firmó estos artículos con el seudónimo de Boz, debido a que no quería que le reconociesen por la gran crítica social de la que acompañó sus textos. Y, para más inri, terminó fundando el diario News.

Estaba muy comprometido con los derechos humanos y la abolición de injusticias como la esclavitud, y encontró en sus novelas una vía perfecta para expandir sus ideas y criticar las situaciones que le horrorizaban. Su éxito era muy grande, por lo que muchas personas se pararon a escucharle. Ademas, fue un firme defensor de los derechos de autor, y es que sus obras fueron plagiadas infinitas veces. Se le considera el primer autor de masas.

Viajó mucho, pero su destino predilecto era París. Allí solía reunirse con dos famosos escritores de la época: Alejandro Dumas y Julio Verne.

Fue el primer escritor en utilizar la palabra «detective» en sus novelas.

Entre sus fans más importantes se encontraba la Reina Victoria I de Inglaterra.

Hasta aquí estas curiosidades sobre Charles Dickens. Espero que te hayan gustado, que hayas descubierto cosas que desconocieses sobre el escritor y, sobre todo, que te haya animado a leerte alguna de sus novelas. ¿Conocías más datos interesantes? Los comentarios son todo tuyos.

Carmelo Beltrán

No hay comentarios:

Publicar un comentario