miércoles, 31 de mayo de 2017

«Tres enanos y pico» de Ángel Sanchidrián | Reseña

La culpa de que la literatura sea mi forma de ocio predilecta la tienen obras como Tres enanos y pico de Ángel Sanchidrian. Una de esas historias que a simple vista parece solo una obra de fantasía humorística, pero que esconde un mensaje y una crítica social tan grande, que es difícil que no te haga reflexionar entre cada una de las risas que te saque. Bienvenidos a la reseña de Tres enanos y pico de Ángel Sanchidrián.



Datos de la obra


Título: Tres enanos y pico
Autor: Ángel Sanchidrián
Editorial: Planeta
Género: Fantasía
ISBN: 978-8408171133
Número de páginas: 336
Cómpralo: Formato físico


Sinopsis

Wifo Medroso es un joven estudiante, cobarde y enclenque, que realizará sus prácticas de Enanología en la ciudad de Villa Trifulcas. Hasta aquí podría parecer una historia anodina y sin ningún interés. ¿Pero habría sido escrita si lo fuera? 

Mientras el becario estudia las costumbres de los enanos, el mundo se encamina hacia el desastre. 
Elfos racistas y xenófobos, una banda criminal dirigida por un niño de ocho años, enanas homicidas, políticos corruptos, trolls, orcos, guerreros errantes, ogros y magos, bosques encantados, reinas, asesinos, peleas, palizas, asedios y batallas, mentiras, secuestros, amenazas, un burro guardaespaldas y, aunque parezca increíble, mucho mucho más. 

¿Qué podrá hacer Wifo, en medio de este follón, para salvar su propia vida y la de los enanos?


Versión en vídeo

Opinión


A estas alturas que os diga que la fantasía es un género que me cautiva fácil no va a sorprender a nadie, pero cautivar no implica enamorar y son pocas las que consiguen que busque minutos libres en horas abarrotadas para perderme en un capítulo más. Tres enanos y pico ha conseguido eso y mucho más, pues durante su lectura no he parado de recomendársela a cuantos tenía alrededor —y mis compañeros universitarios pueden dar fe de ello—.

Ángel Sanchidrián nos plantea una premisa muy interesante. En un mundo copado por todas las historias de fantasía que os podáis imaginar y en un período de paz en el que se están produciendo avances en cada una de las especies que conforman dicha realidad, los elfos ven amenazada la supremacía con la que siempre han contado y deciden tomar cartas en el asunto con un movimiento estratégico que nadie se esperaría: introducen el alcohol y la hierba de la risa en el resto de comunidades. Como os podéis imaginar, en muchas de ellas el avance se paró en pos de la diversión, lujuria y desmadre.

Sin embargo, pronto al nuevo Rey de los elfos no le será bastante con ello, así que se valdrá de sus dotes de manipulación para generar una guerra entre las diferentes especies para que se destruyan entre ellas y que la única que se mantenga viva sea la propia. Iluso, no sabrá que un conflicto de tales dimensiones tiene consecuencias para todos.

En todo este embrollo aparecerá Wifo, un joven estudiante de lingüística —la profesión más peligrosa del mundo en esta obra— que para terminar sus estudios querrá presentar una tesis que estudie el comportamiento de los enanos, sacar un sobresaliente y así estar más cerca de su sueño: ser un profesor destacado, reputado y respetado y, de paso, poder conquistar al amor de su vida con sus conocimientos.

Sin embargo, Wifo no es el prototipo de un héroe de novela fantástica, vamos, ni de lejos. Es un joven escuchimizado con problemas intestinales y que hace falta poco más de un susto para que se desmaye y se mee en los pantalones. Además, una vez llegue al pueblo de los enanos se dará cuenta de que su vegetarianismo y abstemia no casan demasiado bien con la forma de vivir en Villa Trifulcas.

A pesar de las advertencias de su madre, Ramona, un personaje que también tomará protagonismo conforme pasen las páginas, Wifo emprenderá un viaje que no será nada parecido a como él espera en un primer momento y estará plagado de peligros, amenazas y muerte.

A pesar de que Wifo es el principal protagonista de la historia, esta se trata de una obra coral en la que tendremos a otros personajes con mucha presencia: desde una panda de enanos que acompañarán a Wifo desde que llegue a su ciudad, al Alcalde Holguín o muchos orcos y elfos que aparecerán por ahí. Y aun así, a pesar de que cada poco tiempo cambiaremos de personaje, son todos muy fáciles de identificar y de empatizar con ellos, lo que le da un punto de calidad a la obra que es difícil de encontrar en otras.

No obstante, lo que hace que merezca la pena es todo aquello que se encuentra una vez el lector supera la primera capa superficial de humor, risas y carcajadas. Allí, tras todo ello, se encuentra una crítica brutal a una gran cantidad de injusticias y circunstancias que se viven hoy en día y que optamos por mirar hacia otro lado.

Ángel Sanchidrián nos habla de la guerra y del sufrimiento que cada batalla conlleva. De la pérdida de amigos y familiares, de la desolación de un campo de batalla y de que estos no tienen nada de honorables. Pero también toca el tema del racismo. De cómo mucha gente piensa que por nacer A o B es superior al resto, que no tienen nada que enseñarle y que están seguros de que todo lo relacionado con ellos es peor que lo propio, así como de otros temas por los que también pasará como el desprecio y el poco cuidado que tenemos de la naturaleza, la corrupción instaurada en tantos países y la violencia como forma de superar conflictos que no deberían de derramar sangre.

Pero no solo hablará de cosas malas, sino que también habrá espacio para lo bueno, que es mucho. La amistad y el amor por los que son como nosotros o diferentes, de que es muy sencillo odiar a un grupo como tal, pero que lo complicado es hacerlo individuo a individuo. Que hablando se entiende la gente y que todos tenemos mucho más en común de lo que parece a simple vista. Y es que, los enanos nos enseñarán que pase lo que pase, siempre, siempre, habrá un motivo para sonreír y ser optimistas.

Por último, quería hacer una pequeña mención especial a Grosa, la enana más particular de toda la historia y que se ha convertido en mi personaje favorito. Criada por Ogros, será la más especial de todas y se hará querer en todo momento. Siempre con una flor en la cabeza, siempre con una sonrisa, siempre feliz. Todos deberíamos de tener más de Grosa.

Leed esta obra porque os va a encantar. Leed esta obra porque os va a enseñar mucho. Leed esta obra porque todos tenemos que ser mejores personas.

Carmelo Beltrán


4 comentarios:

  1. Siempre que me paso por tu blog salgo de él con ganas de leer un libro nuevo, aún no me he estrenado con la fantasía humorística, tengo pendiente hacerlo con Terry Pratchet, que ya tengo en mis manos El color de la magia. Y éste me lo apunto.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Lo he recibido hoy y le tengo muchas, muchas ganas asi que sera una de mis proximas lecturas.

    Saludos

    ResponderEliminar