viernes, 2 de junio de 2017

Doppelganger en la literatura

La mente humana ha sido algo que me ha apasionado desde que era joven. Saber que nuestra mejor herramienta, la que nos hace distintos de todos los animales del planeta es también un arma que puede jugarnos malas pasadas siempre me ha atraído y por ello los doppelgangers literarios han sido siempre unos de mis personajes favoritos en la literatura.


Doppelganger en la literatura 



Versión en vídeo


 


¿Qué es un doppelganger?


Si vamos a lo fácil, un doppelganger no es más que el gemelo o copia de un personaje protagonista de una novela. Tienen la tendencia de imitar al personaje original, aunque en la mayor parte de las ocasiones lo harán de forma malvada y peligrosa.

Concretamente se traduce del alemán como «Doble caminante», y, a grandes rasgos, hace referencia a que todo tiene su antónimo, incluso las personas.

¿Qué representan los doppelgangers?


Los doppelgangers representan la dualidad de la naturaleza humana, esas dos partes que coexisten pero que en un determinado momento terminarán por chocar entre sí. 

También se entiende que hace referencia a la doble vida de una persona o a las distintas formas mediante las que una mente puede percibir su entorno.

Los ejemplos que más me gustan


En la literatura han aparecido multitud de doppelganger, tantos que nos podríamos tirar aquí hasta mañana si nos pusiésemos a enumerarlos uno a uno y es que en un determinado momento de la historia de la literatura tomaron un gran protagonismo. Sin embargo, os vais a tener que conformar con aquellos que nacieron en historias que yo tuve el placer de leer.

El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde de Robert Louis Stevenson




Fue la primera novela que leí en la que me di cuenta de que había una persona que tenía varias personalidades. La obra hace referencia a un transtorno psiquiátrico de Mr. Jekyll, el protagonista de la historia.

Se considera una obra que hace una clara referencia al eterno conflicto entre el bien y el mal y ha sido premiada con incontables reconocimientos que hacen que sea una de esas novelas que hay que leer sí o sí.

Cuenta con menos de cien páginas. Recuerdo perfectamente que me duró menos de un día.

William Wilson de Edgar Allan Poe





Se trata de un relato corto en el cual el doppelganger tiene un papel distinto a la obra citada previamente. En este caso no se trata de la versión malvada del protagonista, sino que se las arreglará para aparecer cuando este realice alguna acción cuyo subconsciente considera poco ética.

Se trata de una de las obras que me ha producido más desazón del escritor inglés y es que, como curiosidad, fue una historia que me inspiró a escribir a mí un relato en el cual alguien perseguía a otra persona, la cual terminaba por ser el diablo.

Es una historia muy cortita, de esas que te ventilas en una sola tarde y que hará que sientas terror hasta en los sueños de dicha noche.

Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley





Se trata de una novela que no necesita presentación, pero cuya aparición en esta lista sí que merece unas palabras. Los expertos de la literatura consideran que se trata de un doppelganger de emanación, aquel que nace de la ciencia y que trata de imitar las acciones de aquel que le creó, aunque sepamos que en un determinado momento se descontrolará.

Se trata de la obra que está considerada como la primera historia de ciencia ficción de la historia. Tuve el placer de leerla en el instituto y si bien a mis compañeros les pareció algo aburrida, a mí me enamoró tanto que la leí un par de veces antes de examinarme sobre ella.

Además de todo lo relacionado con el doppelganger, también toma prestado el nombre de Prometeo y es que su personaje tratará de rivalizar con Dios en más de un momento de la historia.

Es un clásico que deberíais de leer todos.

El club de la lucha de Chuck Palahniuk






La trama de la obra se centra en un narrador que no tiene nombre del cual sabemos que odia su trabajo y la forma en la que acontece su vida. Se define como consumista, de tal forma que piensa que lo único que lo describe son todos aquellos elementos que termina comprando.

Ambos elementos le están causando un transtorno de insomnio, con la curiosidad de que siempre que está dormido y no sale con la gente que conoce, acaba apareciendo una persona totalmente distinta.

¿Creéis que se trata de un doppelganger?

Recuerdo que esta obra le leí en un coche de viaje a la playa hace muchos años. Yo no había visto la película ni tenía ni idea de lo que iba, pero cuando me di cuenta de que los dos protagonistas eran la misma persona exhalé un grito en aquel vehículo.

Hasta aquí este post sobre el doppelganger y algunos ejemplos de novelas que me han enamorado al respecto. ¿Qué os parece a vosotros esta técnica literaria? ¡Dejádmelo en los comentarios!

Carmelo Beltrán



1 comentario:

  1. me encanto,
    ya tengo el tema perfecto para mi monografia

    ResponderEliminar