miércoles, 14 de junio de 2017

¿Qué Kindle elegir? | Tecnología y literatura

¿Cuántas veces os he podido contar que soy un fanático de la lectura en formato digital? ¿Cuántas os he dicho que me encanta poder llevarme en un dispositivo tan pequeño tantas historias conmigo? Pues hoy ha llegado el día en el que os cuente mi experiencia con el Kindle Paperwhite de Amazon y aconseje qué producto elegir.


¿Qué Kindle elegir? | Tecnología y literatura



Versión en vídeo



Antes de entrar en faena me gustaría poneros en contexto a aquellos que no conozcáis el maravilloso mundo de los lectores de libros electrónicos y en concreto de la marca Kindle, la cual es, para mí, el mejor exponente de estos dispositivos.

Amazon ofrece cuatro gamas de lectores electrónicos diferentes en los que poder disfrutar de los ebooks que ofrece en su plataforma digital, así como con otros instrumentos de gestión de archivos, de cualquier otro libro que adquieras en otra tienda.

Kindle básico: por 79,99 euros se puede acceder a la gama estándar de los lectores electrónicos de la compañía. Es un dispositivo solvente en todos los aspectos y que como producto de entrada es ideal para cualquiera que quiera iniciarse en el mundo de la lectura electrónica. Para mí es el mejor calidad-precio del mercado. Eso sí, tiene una resolución inferior al resto: 167 ppp por 300 de los demás.




Kindle Paperwhite: es el que yo tengo y cuesta 129,99 euros (más si queremos el modelo con 3G). La principal característica con el modelo anterior es que dispone de una luz integrada que nos permitirá leer en la oscuridad. Eso sí, esta funciona de manera distinta a la de un smartphone u ordenador, ya que va de fuera a dentro y no viceversa como en estos, de tal forma que la vista no se ve molestada por su brillo. 




Kindle Voyage: a partir de los 189,99 € se puede acceder al dispositivo de lectura electrónica más bonito del mercado, al menos en mi opinión. Las principales diferencias con el modelo Paperwhite es que dispone de sensores de presión que permiten pasar las páginas sin levantar el dedo, que cuenta con luz autorregulable en función de la luz de entorno, un diseño más ligero y pequeño, así como un estilo mucho más premium.




Kindle Oasis: ha sido el último lanzamiento de Amazon y su precio sube hasta los 229,99 €. Con el mismo tamaño de pantalla que sus hermanos pequeños, tiene las dimensiones más comedidas y la batería más extensa gracias a un arreglo que hace con la funda que le acompaña (se pueden cargar ambas piezas). Quizás un poco elevado el precio, pero yo tengo curiosidad por conocerlo.




Todos cuentan con una pantalla de seis pulgadas y táctil, caben en cualquier parte y se hace una delicia disfrutarlos.


Mis recomendaciones personales: Kindle básico y Paperwhite


Sin conocer el caso particular de cada uno es muy complicado hacer recomendaciones precisas, pero si tuviera que hacerlo de manera general, estos dos serían mis elegidos.

Kindle básico


¿Por qué recomiendo el Kindle básico? En primer lugar porque disfruté de él durante muchos años —no del modelo actual, sino del anterior el cual todavía no tenía pantalla táctil y había que pasar de página pulsando unos botones. Que parece que no, pero los días que llevas guantes y esperas al autobús se echan mucho de menos— y fue un salto de calidad brutal respecto del dispositivo Sony que utilizaba hasta ese momento.

Me atrevo a afirmar que calidad-precio es imposible encontrar una oferta mejor y que para todos aquellos que solo estén preocupados por leer con la experiencia más parecida al papel posible acabarán satisfechos con la compra de este producto.

Por solo 79,99 € —que parece mucho, pero luego se compensa con el menor precio de la literatura electrónica que la de papel— se tiene acceso a la posibilidad de comprar cualquier novela del inmenso catálogo de Amazon —entre las que se encuentren millones de autopublicadas que rebosan calidad y cuyos precios son irrisorios—, a la facultad de leer en el ordenador, tablet, teléfono y que también se mueva en el libro el lugar donde nos hemos quedado y, lo que es más importante, a una batería inmensa que durará cualquier lectura que tengamos entre manos.

Amazon promete un mes de batería, aunque yo creo que eso es un poco optimista. La cosa es que los Kindle funcionan con tinta electrónica, lo que implica que solo se consume amperaje cuando cambiamos de página. Si la dejamos quieta durante ese tiempo no se estaría gastando nada. Por tanto, sería mucho más acertado hablar de páginas de batería que de días.

Según tengo entendido, el tiempo de un mes es para aquellos que no lean más de veinte o treinta minutos diarios. No obstante, yo tengo que decir que siempre cargaba el dispositivo antes de comenzar una lectura y nunca, y recalco el nunca, se me acabó durante la misma.

Kindle Paperwhite


No hay mucho más que añadir con respecto del anterior. Si crees que tener una luz integrada para leer en la oscuridad sin tener que molestar a quienes tienes alrededor y una resolución superior justifican el salto de cuarenta euros, este es tu dispositivo. En todo lo demás son prácticamente iguales.

Asimismo, quizás te interese saber que es un poco más grande y pesado y que, además, cuenta con la posibilidad de comprar un modelo que además de WiFi dispone de 3G —este totalmente gratuito— de tal forma que podrás descargar tus lecturas sin preocuparte de las conexiones inalámbricas.


¿Por qué pasé del Kindle básico al Paperwhite?


Durante muchos años disfruté del modelo básico de Kindle, pero un día decidí dar el salto al siguiente formato, para lo cual la razón principal fue un viaje en el que todos se solían dormir antes que yo y en el cual me frustraba mucho no poder leer un rato antes de cerrar los ojos por no encender la luz y molestar al resto.

Por esa época yo ya sabía que había un modelo que llevaba luz integrada y como, además, sabía que alguien estaría dispuesto a comprarme el dispositivo básico, le vendí este a una amiga y con un poco que tenía ahorrado di el salto.

¿Me arrepiento? No, para nada. Creo que la luz ha sido toda una ventaja, más allá de las noches en las que no quiero encender la lámpara, en aquellas mañanas que voy a la universidad en autobús, es todavía de noche y que puedo leer sin preocuparme de acercarme al cartel de la publicidad de la parada.

Personalmente, es la gama Kindle que más recomiendo.

¿Te ha gustado el vídeo? ¿Tienes un Kindle? ¿Cuál? ¿Has pensado en comprarte alguno?


Carmelo Beltrán

8 comentarios:

  1. La verdad que el kindle es algo que siempre he querido tener porque leer por la pantalla de un movil es decir adios a mi vista jaja y escuche que estos lectores tienen pantallas especiales para ello. Tras leer cada uno creo que me quedo con el paperwhite porque esta bien de precio y además la luz viene genial para la noche (creo que lo pediré por mi cumple)
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, yo no puedo leer en el móvil, me machaco demasiado los ojos.

      El Paperwhite es mi favorito.

      Eliminar
  2. Yo tengo el kindle normalito, el mas basico, y me va muy bien con el. Y eso que lo tengo ya desde hace unos cuantos años.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Uy... ¿habré leído yo opiniones de los Kindle? ¡Muchísimas! Si la única diferencia que hay entre el Kindle básico y el Kindle Paperwhite es la luz integrada, yo creo que me quedaría con el básico, más que nada porque no suelo leer de noche o no tengo alrededor a nadie a quien le moleste la luz, así que me ahorraría esa diferencia de precio (y ya mejor no menciono los otros modelos, que se salen de precio pero a lo grande jajaja) :') Aun así, de momento voy tirando con mi tablet, pero ya he barajado la posibilidad de comprarme un Kindle cuando ésta empiece a fallar ^^

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo con las tablets no puedo leer, me hace pupa en los ojos jaja

      Eliminar
  4. ¡Hola!

    Pues la verdad es que ime interesa un montón ya que mi lector electrónico es ya muy viejito y está en sus últimas... ya no me pasa bien las páginas (no es táctil) y a veces la paso para delante y él la pasa para detrás y cosas así... Eso está haciendo que cada vez lea menos y menos en digital porque me cuesta mucho por su funcionamiento ya, así que puede que en unos meses me plantée comprar uno nuevo y, sin duda, tengo pensado alguno de Kindle, supongo que el paperwhite, ya que si quiero leer antes de dormir, en la cama y mi pareja ya duerme puedo hacerlo molestando menos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar