viernes, 4 de agosto de 2017

«El día en que me atrapes» de Manuel Enríquez | Reseña

Conocí a Manuel Enríquez hace muchos años ya con su obra Esa tal dulcinea. Tras ella vino Cierra los ojos y mira en el que me enseñó el mundo de los invidentes y me encapriché de sus historias. Ahora ha llegado El día en que me atrapes, una novela policiaca que surge en el contexto del Golpe Militar de Argentina.

El día en que me atrapes de Manuel Enríquez

El día en que me atrapes de Manuel Enríquez


Título: El día en que me atrapes
Editorial: viveLibro
Año de publicación: 2017
Número de páginas: 170
ISBN: 978-8417089771


Sinopsis



Con su habitual potencia narrativa, Manuel Enríquez nos deslumbra en El día que me atrapes con un Thriller de suspense arrollador, maquiavélico, divertido, intenso, emotivo, y a ritmo tanguero del dos por cuatro. Corría el año 1980; en la convulsionada Argentina regida por el dictador Videla todo el mundo era sospechoso de cualquier cosa y había que manejarse con extrema cautela si no se quería engrosar la nómina de «desaparecidos». Sergio Vignola, un habilísimo ex carterista, osado, simpático y mujeriego, bajo el apelativo artístico «Ladrón Vignola», intentaba redimirse de una vida al margen de la ley. Cada noche, desde el escenario del Karim —el cabaret preferido por la alta burguesía porteña— sabía hechizar a su auditorio con un número de ilusionismo haciendo gala, ahora honradamente, de ese don de la rapidez de dedos con el que había sido «bendecido». Seductor empedernido, se enreda en las faldas equivocadas —las de la esposa de un alto mando militar— y de la noche a la mañana se encuentra exiliado en España prácticamente con lo puesto. Pero en la Madre Patria las cosas tampoco le resultan sencillas. El trabajo honrado no es lo que abunda, mucho menos para un indocumentado, y no encuentra más remedio para sobrevivir que echar mano de su talento... y de las carteras ajenas. Para colmo de males su camino se cruzará con el de Porfirio Blanco —un destacado agente de policía de la Central de Madrid que hará de la captura de Vignola, «Gardel» para los cuerpos policiales, un desafío personal iniciándose así un duelo de talentos que confrontará a dos mentes brillantes con el poder cautivador que sólo poseen los grandes personajes de ficción.


Versión en el canal de El Rincón de las Páginas




Opinión de El día en que me atrapes


El día en que me atrapes comienza en Argentina. Tras una pequeña introducción que nos coloca en el contexto de la historia y nos muestra el pasado de Sergio Vignola, protagonista de la historia, arranca una narración que mantendrá al lector pegado al libro en todo momento (me ha durado dos días).

Los primeros capítulos funcionan a modo de introducción. Se nos muestra un Sergio Vignola con una capacidad innata para robar y ganarse la vida siendo carterista, pero un día cometerá un error en un país argentino nada pacífico en dicho tiempo y se verá obligado a tomar un avión y a huir a España. Allí pasará el resto de su vida ganándose el pan robando carteras, pero siempre con un cierto sentido del honor. Al menos hasta que su existencia dé un vuelco inesperado.


El día en que me atrapes es una historia de respeto



La nueva obra de Manuel Enríquez está catalogada como una novela policiaca, aunque se salga totalmente de los cánones del género. En El día en que me atrapes el crimen carece de importancia y sirve únicamente como puente de unión entre las caras del bien y del mal.

Así, el escritor nos planteará una historia de respeto entre Sergio Vignola, carterista, y el Comisario encargado de darle caza durante varias decenas de años. En ese tiempo se observará un constante tira y afloja entre ambas partes, movimientos tratando de engañar al otro o actos que intenten dejarle en evidencia.

Sin embargo, la verdadera belleza de la obra asomará en las conversaciones que con carácter privado mantengan entre ellos. Se hablan con admiración, con pasión y con la conciencia de que sin el otro su camino no tendría tanto sentido.


Una crítica al bien y el mal



En El día en que me atrapes Manuel Enríquez realiza múltiples críticas. Sin embargo, si me tuviera que quedar con una sería con la que se escribe acerca del bien y el mal.

La novela quiere dejar claro que nadie es bueno o malo, sino que siempre existen los grises. Los policías pueden tener su lado oscuro y los ladrones un corazón digno de buscar.

Al final nos encontramos en un mundo en el que las circunstancias marcan muchos devenires y que dependiendo de dónde y cuándo nazcamos las oportunidades pueden verse muy reducidas. Cada uno tiene su lugar y no es tan sencillo salir de él.


Conclusión



El día en que me atrapes ha sido una historia que me ha hecho sentirme muy cerca de sus personajes. Me he encariñado tanto con Sergio Vignola como con el Comisario. Se trata de una novela que lleva la admiración por debajo de la superficie y que nos muestra que en cualquier sitio existen personas que merecen la pena.

Además, ha hecho reaparecer en mi vida una pequeña curiosidad y chispa de cariño por Argentina que había desaparecido hace mucho. Algún día habrá que visitarlo.

Carmelo Beltrán

No hay comentarios:

Publicar un comentario