viernes, 8 de septiembre de 2017

Lo que no me gusta de leer en papel

Para cerrar este círculo de vídeos relacionados con la forma en la que leemos solo nos falta dedicarle unos minutos a las desventajas que tiene leer en papel, de forma tradicional, porque sí, enamorados míos de las páginas, le duela a quien le duela, este formato también tiene muchos problemas. Esto es lo que no me gusta de leer en papel.


Lo que no me gusta de leer en papel

Lo que no me gusta de leer en papel





Versión en vídeo en El Rincón de las Páginas





El tamaño: Desde un tiempo a esta parte yo soy una persona que está leyendo obras bastante finas, pero cada cierto tiempo regreso a las garras de la literatura fantástica, en la cual encuadramos obras que por su peso y tamaño podrían utilizarse como armas blancas. ¿Vosotros habéis visto El temor de un hombre sabio?

Se agotan: probablemente es su mayor desventaja, al menos desde mi punto de vista. Como cualquier otro producto físico, sus unidades son limitadas y, a pesar de que durante un tiempo se llevarán a cabo reimpresiones, la pura realidad es que llegará un momento en el que se descatalogue (a no ser que haya sido escrita por Cervantes). Esta es una de las mayores diferencias con el formato digital.

Desplazarse para comprarlo: puede parecer una tontería, pero una de las claves de Amazon con sus libros electrónicos es la inmediatez. Pagas y en menos de dos segundos lo tienes preparado en tu dispositivo. Sin embargo, en un libro físico tienes dos opciones: ir a la tienda a comprarlo o adquirirlo por internet y esperar como poco unas horas.

Buscar una parte exacta: quizás yo estoy muy hecho a las tecnologías y cuando busco algo en cualquier dispositivo quiero que me responda inmediatamente, como en el Mac cuando pulso comando y espacio para abrir el spotlight, pero el hecho de que en el libro electrónico pueda buscar una palabra específica y que me aparezcan todos los resultados, mientras que en el caso del libro físico tuviera que recordar en qué capítulo estaba y luego buscar en él… Años luz de diferencia en eficiencia.

El precio: ahora que se ha igualado el IVA de ambos formatos, lo normal es esperar que las diferencias de precio se acrecienten. Sí, es cierto que en algunas ocasiones a las editoriales se les va la cabeza con el precio de los ebooks, pero por regla general su precio es bastante más comedido que el de sus hermanos en papel, donde podemos encontrar exponentes por más de cuarenta euros, una auténtica barbaridad.

Estos son los cinco puntos malos que le veo a la literatura en papel. ¿Coincidís o tenéis otra opinión? Los comentarios son vuestros.

Carmelo Beltrán
@CarBel1994

2 comentarios:

  1. Estoy contigo en lo del precio y el tamaño. De hecho, algun libro que tengo en papel y es muy gordo acabo leyendolo en el kindle porque es mas comodo sobre todo si es fuera de casa.

    Saludos

    ResponderEliminar