miércoles, 25 de octubre de 2017

Cinco anécdotas de escritoras | #LeoAutorasOct

Para cerrar estos miércoles dedicados a la iniciativa #LeoAutorasOct vamos a hablar de una serie de anécdotas y curiosidades que les sucedieron a algunas de las escritoras más importantes de todos los tiempos.

Cinco anécdotas de escritoras #LeoAutorasOct

Cinco anécdotas de escritoras | #LeoAutorasOct




Versión en vídeo en El Rincón de las Páginas







A la hora de decantarme por una u otra he escritora he seguido básicamente gustos personales. No las he leído a todas, pero sí que soy consciente del impacto que han tenido en la literatura, por lo que no se podían quedar fuera de este mes temático de #LeoAutorasOct de ninguna manera posible.


Anécdotas de Agatha Christie



La anécdota más curiosa de Agatha Christie es aquella que recoge los once días que permaneció en paradero desconocido. Toda la prensa del momento comenzó a publicar la noticia de que había sido secuestrada o asesinada y los seguidores de la escritora entraron en pánico ante la posibilidad de haber perdido a una de las mujeres más importantes e influyentes de la época.

La realidad es que se había ido durante aquellos once días a un balneario. El problema para localizarla fue que no se había registrado con su verdadero nombre, sino el de la amante de su marido y al ser encontrada justificó que había sufrido amnesia durante todo ese tiempo.

Según los estudios que se han realizado sobre Agatha Christie parece que todo lo relacionado con la amnesia de la escritora es verdad. Tras la muerte de su madre y las infidelidades de su marido, la escritora sufrió varios ataques de nervios que terminaron en períodos de amnesia.

No obstante, algunos siguen sin creerse esta idea y argumentaban que todo era parte de una estrategia de marketing para vender el libro que acababa de publicar.

¿Qué pensáis vosotros?


Anécdotas de Jane Austen



Hace unos pocos años se imprimieron cinco billetes de cinco libras en Reino Unido con el rostro de Jane Austen. La locura se desató en Inglaterra. Todo el mundo quería ser uno de los poseedores de dichos billetes.

En cada uno de ellos aparecía el retrato de la escritora rodeado de una de las cinco citas literarias más importantes de sus novelas.

El Banco de Reino Unido gastó los billetes en cinco establecimientos de Reino Unido pero no dijo dónde lo había hecho. Simplemente dieron la información de que se había puesto en circulación cinco billetes con el rostro de Jane Austen.

La anécdota no queda aquí, sino que continúa a partir de que los fans de Jane Austen trataran de conseguir estas cinco libras de cualquier manera posible. Fue tan grande el impacto que tuvieron que se los comenzó a denominar los Fivers.

Se han llegado a pagar 50.000 libras por los billetes de cinco de Jane Austen. Una auténtica locura.

Eso sí, por ahora no se han localizado todos los billetes, sino que solo se conoce la situación de tres. 


Anécdotas de J.K. Rowling



La inspiración para la escritura de la saga Harry Potter le llega en el año 1990 cuando se encontraba atrapada en un tren que se averió en un trayecto desde Manchester hasta King´s Cross.

En aquella época en la que no existían los teléfonos móviles y en el día en el que la J.K. Rowling se había olvidado su lectura en casa, comenzó a cavilar acerca de la que se convertiría en la historia más importante de niños mago de la historia.

Eso sí, se había olvidado cualquier material para apuntar, así que tuvo que retener todo en su cabeza hasta llegar a casa.

Otra anécdota nos remonta al momento en el que intentó vender el primer libro de Harry Potter tras el constante rechazo de las editoriales. J.K. Rowling tenía tan poco dinero que no podía permitirse fotocopiar el manuscrito original, así que copió palabra por palabra el libro de nuevo en una máquina de escribir.


Anécdotas de Gloria Fuertes



Gloria Fuertes nunca fue a la universidad. Sin embargo, eso no fue impedimento para que en los años sesenta enseñara literatura española en Estados Unidos gracias a una beca Fullbright recibida por el Gobierno americano.

Ella decía que aquella era la primera vez que había entrado en una universidad y que le parecía irónico que fuera para dar clase.

Aunque algunos se empeñen en intentar pisarla, ha sido tan importante para la historia de la literatura que el 28 de julio de 2016, en el 99 aniversario de su nacimiento, Google diseñó un Doodle en el que se veía a la escritora contando cuentos a niños.

Su fama internacional tocó cotas inesperadas para cualquier escritora nacional de nuestra historia. Tanto que incluso una aerolínea noruega llamada Norwegian Air Shuttle incorporó su retrato a uno de sus aviones.


Anécdotas de Mary Shelley



El origen de Frankenstein o el Moderno Prometeo surgió en un verano que Mary Shelley pasó con Lord Byron, un famoso poeta.

Como el clima no daba tregua no tuvieron la oportunidad de abandonar el hogar.  Así, con la firme convicción de hacer frente al aburrimiento, Lord Byron propuso la idea de que cada uno escribiera un relato de terror y que luego decidieran cuál era mejor.

Allí Mary Shelley escribió lo que posteriormente se convertiría en Frankenstein o el Moderno Prometeo.


Anécdotas de Charlotte Brontë



Uno de los momentos que marcó la vida de Charlotte Brontë como escritora se dio en el año 1826.  Dicho año su padre le regaló a su hermano una colección de soldaditos de madera que provocó un tornado en la vida de los hijos. Estos comenzaron a imaginar historias alrededor de dichas figuritas y a plasmarlas sobre el papel.

Así, ahora se sabe que la primera historia que Charlotte Brontë escribió en su vida fue a la edad de doce años basándose en estas figuritas.


Estas son algunas de las anécdotas sobre escritoras que he querido rescatar para dedicárselas a #LeoAutorasOct, esta iniciativa a la que hoy ponemos punto y final en el canal pero que volverá el año que viene.

¿Qué anécdotas habríais elegido vosotros?

Carmelo Beltrán

No hay comentarios:

Publicar un comentario